Publicado en Destacado, ESTATAL, REGIÓN SUR.

“Un presunto TERCER AUTOR MATERIAL del doble feminicidio ocurrido en febrero de 2021 en Cosoleacaque, contra la DRA GLADYS MERLIN y de su hija CARLA ENRIQUEZ MERLIN fue detenido el miércoles por la policía en Catemaco.
El indiciado se encontraba escondido en esa zona, y sería uno de los dos que ingresaron a la residencia para cometer el terrible asesinato”.

LA INFORMACIÓN

Durante la tarde del miércoles, fueron presentados ante el juzgado de Procedimientos Orales y Penales de Minatitlán, MARCO ANTONIO “N” Y MARCO DE JESÚS “N”, alias “EL BRUJO”, padre e hijo respectivamente.

Los dos acusados del feminicidio contra la Dra. Gladys Merlín, exalcaldesa de Cosoleacaque, y su hija, Carla Guadalupe Enríquez Merlín, quien aspiraba a la candidatura a la Presidencia Municipal de Cosoleacaque por Morena.

La noche del martes, el Gobierno de Tabasco en un comunicado emitido por parte de la Fiscalía exponía que estos dos sujetos fueron detenidos en una acción conjunta de la fiscalía General del Estado de Tabasco y de Veracruz. Es en el municipio de Macuspana donde se encontraban escondidos estos sujetos de la acción de la justicia.

Después de una audiencia en los juzgados de la Col. Santa Clara, en el Municipio de Minatitlán, Ver., la Fiscalía General del Estado logró que la captura de ambos fuera declarada legal por parte del juez de la causa y ayer mismo por la tarde fueron ingresados al Centro de Reinserción Social (CERESO) “Duport Ostión” de Coatzacoalcos, en donde estarán pendientes de la siguiente audiencia de vinculación a proceso, a celebrarse el próximo lunes.

La tarde del miércoles, trascendió que la Policía Ministerial había capturado a un TERCER IMPLICADO, cuyo nombre no ha sido dado a conocer, al parecer se trata de la persona que el Presidente Andrés Manuel López Obrador mencionó durante su rueda de prensa en Veracruz, al adelantar que el caso estaba muy avanzado y que todos los asesinos materiales serían detenidos y puestos ante la justicia.

Este tercer cómplice sería el que acompañó a MARCO DE JESÚS “N” alias “EL BRUJO” el día de los hechos en la Residencia de la Avenida Correos en complicidad con los dos elementos del IPAX que en ese momento fungían como guardias de seguridad.

EL RECUENTO DE LOS DAÑOS

En videos que obran en la carpeta de investigación, se mira al par de asesinos ingresar a la casa de la Dra. y su hija en medio de la noche, portando armas blancas e inspeccionando el lugar para ingresar a la habitación donde se encontraba Carla Guadalupe, siendo este lugar donde también se encontraban cuatro cajas fuertes, de las cuales fueron abiertas tres llevándose su contenido.

Este par de sujetos estaban siendo investigados desde hace varios meses por las autoridades veracruzanas, pues dejaron muchas pistas para su identificación en las cámaras de seguridad, tanto las que se encontraban dentro del inmueble, como en las exteriores.

Fuentes allegadas al caso, confirman que ambos sujetos aparecen en grabaciones, con el rostro descubierto, por lo que no había duda de comprobar su identidad y participación en los hechos sangrientos contra las dos féminas. Otra de las pruebas más fuertes contra MARCO DE JESÚS “N”, alias “EL BRUJO”, es que, en un domicilio perteneciente a su familia en Catemaco, fue localizada una “caleta” en donde había enterrado varios miles de pesos, así como parte de las joyas que fueron sustraídas de la residencia de la Dra. Gladys Merlín.

LA CALETA EN CATEMACO

Fuentes cercanas a la investigación, confirman que dentro de esa “caleta”, que se encontraba enterrada en el patio del domicilio en Catemaco, se localizaron entre 3 y 4 millones consistente en dinero en efectivo y joyas, que formaban parte del botín que se sustrajeron esa madrugada después de asesinar a ambas mujeres. El padre de MARCO DE JESÚS “N”, alias “EL BRUJO”, también es acusado de participar en estos hechos de sangre al haber conducido la camioneta en la que los asesinos huyeron con el botín robado.

Dentro de dicha camioneta, supuestamente, también iba la esposa de “EL BRUJO”, BRIANDA ANAÍ RODRÍGUEZ SÁNCHEZ, quien fuera asesinada por desconocidos a mediados de julio pasado, todo pareciera indicar que fue realizado por parte de la misma red de asesinos que buscaban eliminar a cualquiera que pudiera delatarlos, ya que ella contaba igual con un grado de responsabilidad.

Otra de las evidencias contra estos “presuntos” asesinos, son las sábanas de llamadas telefónicas realizadas entre “EL BRUJO” con otros integrantes de su banda y los dos elementos del IPAX que actualmente están presos en el penal de Coatzacoalcos imputados por el mismo delito.

EL IPAX

En la carpeta se consigna que ISABEL “N”, elemento del IPAX, presa en el CERESO de Coatzacoalcos, puede observársele en las grabaciones de seguridad manipular su teléfono celular, al parecer para avisar a los asesinos que no había impedimento para que pudieran ingresar al domicilio.

Igualmente, se le mira encerrar al grupo de caninos de distintas razas que eran mascotas de Carla Guadalupe y de la Dra. Gladys, para que no ladraran cuando los desconocidos ingresaran por una de las ventanas de la casa que no cerraban bien por estar descompuesta de la cerradura.

La mujer acusada puede ser observada manipulando una escalera de aluminio por la que los asesinos se introdujeron al domicilio por la parte trasera, esta fue montada justamente para que entraran sin dificultades.

Los aparatos telefónicos dieron importantes datos sobre posibles nexos entre los asesinos materiales y los dos elementos del IPAX que esa noche estaban encargados de la seguridad en la residencia de los Enríquez Merlín. Se sabe que al menos VÍCTOR “N”, elemento del IPAX que se encontraba encargado de la seguridad exterior de la casa, habría manipulado el sistema de alarmas de la vivienda para dejar actuar libremente al par de. El indiciado declaro que el día de los hechos, “casualmente”, no llevó teléfono y por lo tanto no tenía los medios para poder pedir el apoyo a las autoridades al darse cuenta del ataque.

También se acusa a VÍCTOR “N” de haber abierto la puerta principal para que uno de los asesinos saliera con el botín, el otro se escabulló por donde entró, pero al descender se lastimó un pie, pues las cámaras lo captan desplazándose cojeando por el fuerte golpe que se llevó.

La mujer del IPAX, ISABEL “N”, que estaba a cargo de la vigilancia en el interior, reconoció en sus declaraciones que ella estaba dormida mientras los asesinos concretaban su fechoría, lo que no concuerda con las acciones que se miran de ella en la cámara de video.

CINCO DETENIDOS

Con esto, suman ya cinco los detenidos por el feminicidio de la Dra. y su hija, un caso que tanto dolor ha causado en Cosoleacaque, pues Carla Guadalupe aspiraba a la Presidencia Municipal por el partido Morena.

El empresario Emigdio Enríquez Merlín, hermano de Carla, publico en sus redes sociales que reconocía el trabajo de las autoridades por traer justicia a sus seres amados, en entrevista con el LIBERAL DEL SUR, destacó que también es necesario que se dé con el autor intelectual de la masacre, si es que lo hay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *