Publicado en Destacado, NACIONAL.

SAN LUIS POTOSÍ, SLP (proceso).- El gobierno del priista Juan Manuel Carreras López, quien termina su gestión el próximo 25 de septiembre, recurrió sin recato a empresas factureras o fantasma para la simulación de compras de decenas de lotes de medicamentos para pacientes con cáncer mamario y gástrico, con el agravante de que esos fármacos pudieron resultar falsificados.

Es el caso del Hospital Central Dr. Ignacio Morones Prieto, en la capital del estado, donde las adquisiciones directas fueron superiores a los 4 millones de pesos por lo menos entre 2016 y 2018.

La organización civil potosina Ciudadanos Observando investigó a 18 empresas que facturaron adjudicaciones directas al hospital central potosino por un total de 120 millones 600 mil pesos, no sólo por medicamento oncológico, sino también por equipo médico.

Como en los sexenios de Javier Duarte de Ochoa en Veracruz y César Duarte en Chihuahua, el de Carreras López recurrió a firmas de dudosa reputación para operaciones que podrían configurar desvíos, triangulación de recursos o compras a sobreprecio, además del daño irreparable a los pacientes que debían ser tratados por cáncer con los medicamentos ­comprados.

En el entramado aparecen también empresas que fueron señaladas en 2018 por el Instituto Nacional Electoral como presumiblemente involucradas en la triangulación de recursos para el financiamiento irregular de la campaña presidencial del gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, El Bronco.

Carreras López tuvo conocimiento directo de las compras anómalas del sector salud estatal, gracias a integrantes de Ciudadanos Observando. Ellos le expusieron personalmente las irregularidades detectadas al revisar la documentación oficial de las mismas, obtenida mediante solicitudes de información pública.

José Guadalupe González Covarrubias, representante de la organización de la sociedad civil, proporciona a Proceso copia del expediente que se integró y de cuyos antecedentes informó a Carreras López hace dos años. Pese a ello, el mandatario potosino no inició ninguna investigación o denuncia para aclarar esas operaciones con empresas que facturaron lotes reportados como falsificados por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y la comisión estatal del rubro, la Coepris.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *