Publicado en ACAYUCAN, Destacado, NACIONAL, Principal.

La Primera Edición / Acayucan.- En Un video difundido a través de sus redes sociales, la atleta acayuqueña Geovanella Fararoni Platas exhibió de forma valiente los actos de acoso sexual que se registran en el Instituto Poblano del Deporte por parte de sus entrenadores y que a pesar de haber dado a conocer su situación a los directivos, estos la ignoraron e inclusive, prácticamente la dejaron sin apoyos rompiendo con ello el sueño de la levantadora de pesas cuya mira estaba puesta para tomar parte en los Juegos Olímpicos de París en el año 2024.

Fue en el año 2008 cuando la jovencita acayuqueña incursionó en el mundo del deporte tomando parte de la escuela de atletismo a cargo del profesor Bartolo Garrido Casanova, en el año 2011 fue campeona nacional de Lanzamiento en Yucatán pero una lesión en el hombro la hizo cambiar de disciplina trabajando fuerte desde ese entonces en la halterofilia.
LLEGÓ A PUEBLA
Geovanella Fararoni Platas se fue a estudiar a Puebla y en base a su calidad como deportista, fue becada por el Instituto Poblano del Deporte y con muy buenos resultados bajo la supervisión de los entrenadores búlgaros Kiril Ivanov Kounev y Gorgie Zdravkov Koev sin embargo en la nueva administración del Gobierno del Estado de Puebla, estos fueron removidos llegando un entrenador cubano donde comenzó el calvario de Geovanella Fararoni.
En el video que dura cerca de 34 minutos, la atleta detalla que el primer error fue haber corrido a su entrenador donde tenía muy buenas marcas, posteriormente detalla: “Quiero comentarles que viví acoso, acoso sexual por mi entrenador, o sea, el entrenador que me trajeron en esta nueva administración, agravios a mi persona, insinuaciones sexuales, pláticas incómodas en donde sexualizaba todo tipo de cosas, insultos hacia mi persona, nulo el servicio médico y nulo el servicio como tenían todos los administrativos”.
Durante el lapso del video, publica evidencias agregando que la afectaron física y emocionalmente además de atentar contra su economía. Acusó a los entrenadores actuales de comentarios racistas además de amenazas para dar seguimiento a lo que llamaron “nuevas reglas” sino la iban a correr.
La parte fuerte del video es donde la joven acayuqueña denuncia de frente y con evidencias los actos e insinuaciones sexuales por parte del entrenador cubano, pruebas que para el Instituto Poblano del Deporte no han sido suficientes para correrlo.
“Si tu deseo es ser campeona, tu puedes tomarte una cerveza, podemos estar en un hotel, podemos tener sexo una o dos veces o tres no sé, que la esencia de tus sueños no cambie”, se escucha en el audio que la atleta pone como evidencia durante la transmisión del video. Lamentablemente a Geovanella Fararoni Platas el Instituto Poblano del Deporte.
LE RETIRARON TODO
Sin duda alguna, que el Instituto Poblano del Deporte es cómplice de los abusos por parte de sus entrenadores, ya que a Geovanella Fararoni Platas le retiraron todo tipo de apoyos. Le quitaron la beca y la estancia donde estaba, desde hace algunos meses ya no entrena y tiene algunos padecimientos por enfermedades contraídas debido a los entrenamientos.
Pese a todo, ella acudió a una junta a inicios de agosto donde se supone estaría todo el equipo multidisciplinario supuestamente para meterla a un proyecto para Juegos Olímpicos.
Con lágrimas en los ojos relata que muy emocionada aceptó, sin embargo, el mismo entrenador cubano del cual no detalló el nombre, la abordó un par de horas antes para decirle que iba muy bien pero ya en la reunión le dijo que era indisciplinada, que no entrenaba bien y que no hacía caso.
Durante el video, ella muestra otro audio donde continuó el abuso y las insinuaciones hacia ella, por parte de un entrenador cubano, empleado en Puebla y a cargo de niños y jóvenes.
Ahora, la carrera deportiva de una atleta con mucho futuro está trunca, y un presunto acosador y pervertido, corrupto y todo lo demás, sigue siendo empleado en el Instituto Poblano del Deporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *