Publicado en Destacado, ESTATAL.

Por no querer pagar las incapacidades que ha dejado entre la base trabajadora, el contagio de COVID-19, el IMSS sólo da cuatro días a una persona para ausentarse de sus trabajo, situación que pone en riesgo al resto de los empleados, médicos y enfermeros, pues el paciente no está del todo curado, es por ello, que la Canaco exigió a la delegada Magdalena Chiquito Rivera, instruya al personal a su cargo a extender los 14 días que debe tener un enfermo de SARS CoV2.

En entrevista, el presidente de la Canaco en Orizaba, Francisco Jiménez Haces dijo que no se trata que el patrón no quiera pagar al empleado esos 4 días, sino que se pone en riesgo la salud del resto de la base trabajadora, pero además cuando acude al IMSS, puede contagiar al personal administrativo, médicos y enfermeras.

Para atender el caso, se ha solicitado una mesa de trabajo en el cual pedirán que se extienda a 14 días la incapacidad pues es el tiempo que los mismos médicos han dicho para saber si es grave o no el caso del paciente.

“Lo que pasa es que el seguro social extiende sólo 4 días porque ese tiempo no lo pagan ellos, sino el patrón y es por eso que están dando pequeñas incapacidades para que no se paguen y las tenga que ver el patrón”.

Es por esa razón que se ha pedido una mesa de trabajo para demandar que el IMSS dé las incapacidades a las personas que salgan positivas.

“Lo que queremos es parar los contagios, pues que de una vez se las den completas y que no nos haga a nosotros los patrones tener que estar pagando, lo que en realidad le corresponde al seguro social”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *