Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Una mujer de 29 años acudió a un hospital de la ciudad de Sterlitamak, Rusia para dar a luz a su hija, pero allí arrojó por la ventana al bebé recién nacido de su compañera de habitación.

Alina Araslanova, de 29 años, compartía habitación con Viktoria Ivanova que también acababa de ser madre.

De acuerdo con lo reportado, la mujer aprovechó  que su compañera había salido un momento, cuando agarró a su hijo y lo arrojó por la ventana de la habitación, ubicada en un tercer piso.

El bebé que no tenía ni un día de vida, murió instantemente tras el impacto.

Asimismo, reportan que la mujer había pasado un tiempo en un hospital psiquiátrico por depresión, pero poco antes de dar a luz a su bebé, fue dada de alta porque consideraron que “no representaba una amenaza para los demás”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *