Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La policía del Capitolio de Estados Unidos informó que el agente que disparó contra una manifestante durante el asalto a la sede del Congreso el pasado 6 de enero no afrontará ningún castigo disciplinario.

A través de un comunicado, la dependencia detalló que la conducta del agente cuya identidad no se ha dado a conocer fue «legal» y estuvo «dentro de las políticas del Departamento».

Asimismo, explicó que un agente puede recurrir a la fuerza letal cuando cree que su vida peligra o hacerlo en defensa de otra persona que esté en peligro inmediato de recibir una lesión física grave.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *