Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador atribuyó el caso de Ricardo Anaya a un conflicto entre sus anteriores amigos del PRI y el PAN que lo denunciaron directamente por diversos delitos entre ellos lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

En la conferencia mañanera, hizo una larga exposición sobre este asunto, insistió en deslindarse de los señalamientos de persecución del gobierno federal y difundió videos donde Ernesto Cordero y Javier Lozano, exsecretarios de Hacienda y del Trabajo durante el gobierno de Felipe Calderón, lanzaron acusaciones directas contra Anaya.

Por ello, reiteró su postura en el sentido de exigirle a Ricardo Anaya que se presente a declarar ante la Fiscalía General de la República (FGR), para aclarar su situación jurídica y recordó que él no se “escondió» cuando enfrentó denuncias como el tema del desafuero y su oposición a la reforma energética impulsada por el expresidente Enrique Peña Nieto.

Luego, explicó el origen de las acusaciones contra Ricardo Anaya y calificó como falsedades, los señalamientos del panista en contra de su gobierno.

Enseguida, hizo una breve semblanza de Ricardo Anaya y recordó que el panista se encumbró rápidamente por su relación con medios de comunicación: fue legislador, luego dirigente del PAN, hizo a un lado al expresidente Felipe Calderón que junto a su esposa abandonaron el partido blanquiazul y lo culparon de estar al servicio del PRI y el expresidente Enrique Peña Nieto.

“Se le hizo fácil decir, “me está persiguiendo Andrés Manuel”. Ahora sí como dice su compañero del bloque conservador: ¿Y yo por qué?”, señaló parafraseando a Vicente Fox.

Por ello, reiteró que el gobierno federal no tiene nada que ver con el caso Ricardo Anaya.

Dijo que en nada afecta ser encarcelado cuando es inocente, al contrario, aseguró, una injusticia de ese tipo fortalece a las personas que no tienen responsabilidad alguna.

Luego, envió un mensaje a los jóvenes del país al decir que la enseñanza de la situación que enfrenta Ricardo Anaya es evitar pensar que la política es “encaramarse en cargos públicos sin escrúpulos morales de ninguna índole”.

Enseguida, pidió a su vocero Jesús Ramírez que difundiera un video donde los exsecretarios de Hacienda y del Trabajo durante la administración de Felipe Calderón, Ernesto Cordero y Javier Lozano, respectivamente, acusaron directamente a Ricardo Anaya de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

En el 2018, Ernesto Cordero presentó una denuncia por lavado de dinero y la Fiscalía tiene que investigar si es cierto o no, señaló el presidente.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *