Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Estos animales serían los primeros conocidos que no sufren este deterioro cognitivo con la edad

En la mayoría de los animales en los que se ha investigado, incluidos los humanos, los recuerdos concretos se van perdiendo con el paso del tiempo. Debido al deterioro de la parte del cerebro que se encarga de procesar y almacenar el qué, dónde o cuándo de un evento, los acontecimientos se difuminan, distorsionan o se pierden sin más. Pero en las sepias esta memoria llamada episódica se mantiene inalterada hasta sus penúltimos días. Y parece que está relacionado con el apareamiento.

Investigadores de instituciones francesas, británicas y estadounidenses han estado entrenando a varias decenas de sepias para que se les quedara grabado el momento y lugar en los que les ponían su comida preferida, los camarones. Hicieron distintas variaciones de las pruebas con dos grandes grupos de ejemplares. Unas, con una media de 12 meses estaban a punto de dejar la adolescencia. Las otras, ya entre los 22 y los 24 meses, tenían una edad equivalente a la de los humanos de 80 a 90 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *