Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, NACIONAL.

Las vacunas contra COVID-19 de Pfizer y AstraZeneca resultaron ser menos efectivas contra la variante Delta, esto señala un estudio a gran escala del Reino Unido en resultados que pueden impulsar la aplicación de vacunas de refuerzo para personas con el esquema de vacunación completo.

La vacuna de ARN mensajero de Pfizer y BioNTech perdió efectividad en los primeros 90 días luego de la vacunación completa, aunque esa inyección y la que hizo AstraZeneca todavía fueron capaces de evitar la mayoría de las infecciones por COVID-19.

Sin embargo, cuando las personas se infectaron con la variante Delta todavía tenían niveles similares de virus en sus cuerpos que aquellos que no habían recibido sus inyecciones, lo que respalda una evaluación reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Es probable que los resultados refuercen las llamadas para dar inyecciones de refuerzo a los que estén completamente vacunados, incluso cuando los países de todo el mundo todavía carecen de suficiente suministro para inyectar las primeras dosis.

Estados Unidos indicó este miércoles que los estadounidenses que recibieron ambas dosis de la vacuna de ARNm de Pfizer-BioNTech o Moderna podrán recibir una tercera después de ocho meses.

En tanto que las autoridades del Reino Unido todavía están decidiendo en qué medida se deben administrar los refuerzos. En Israel, que comenzó a administrar terceras dosis de Pfizer-BioNTech este mes, los resultados iniciales muestran que han sido 86 por ciento efectivas para personas mayores de 60 años.

Y es que la encuesta del Reino Unido, que realizó la Universidad de Oxford y la Oficina de Estadísticas Nacionales y publicadas el jueves en una preimpresión, analizó más de tres millones de pruebas de PCR de una muestra aleatoria de personas para obtener una imagen detallada de los patrones de infección, pues la variante delta se convirtió  en la dominante este año.

El profesor asociado de microbiología celular en la Universidad de Reading, Simon Clarke, dijo:

“Estamos viendo aquí los datos del mundo real sobre el rendimiento de dos vacunas, en lugar de los datos de los ensayos clínicos, y todos los conjuntos de datos muestran cómo la variante delta ha mitigado la eficacia de las inyecciones de Pfizer y AstraZeneca”.

 

Fuente:ElFinanciero/Foto:Archivo/JAC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *