Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El director general de ANECPLA, Jorge Galván, ha explicado que las altas temperaturas son un factor para que se produzca un pico en el volumen de población de mosca negra

En medio de la pandemia por coronavirus, covid-19, en España se alertó a los habitantes por un incremento de la mosca negra a causa de la ola de calor que enfrentan. ¿Es peligrosa? ¿Cómo podría afectar a los ciudadanos?

Te contamos lo que sabemos sobre esta proliferación masiva de la mosca negra, la cual mide sólo 6 mm, pero es capaz de causar mucho dolor con su mordedura.

El director general de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA), Jorge Galván, ha explicado que las altas temperaturas son un factor para que se produzca un pico en el volumen de población de mosca negra aunque el ciclo de vida de estos insectos puede reducirse a la mitad con el incremento de las temperaturas.

La mosca negra no es una especie invasora ya que es autóctona pero desde hace varios años sus ataques a humanos se han incrementado, recalca Galván, quien añade que las labores de prevención son “especialmente importantes a la hora de minimizar su impacto”.

Según dice Galván, la mosca negra “no pica, sino que muerde en forma de sierra” y su mordedura puede dar lugar a “infecciones y reacciones alérgicas” que en algunos casos pueden requerir “hospitalización”.

Desde ANECPLA explican que la mosca negra inocula una pequeña dosis de anestésico que le permite morder sin que el individuo afectado se percate y es su saliva la que puede provocar tanto cuadros de alergia como dolores en la zona.

Finalmente, aparece en la piel una roncha, que puede sangrar, y una hinchazón de la zona afectada que puede durar hasta un mes.

En el caso de sufrir una mordedura de la mosca negra, desde ANECPLA recomiendan no rascarse porque puede empeorar la herida y hacer que se infecte, aplicar hielo o una pomada apropiada y acudir al hospital o centro de salud.

Algunas de las recomendaciones que propone ANECPLA para evitar la picadura de la mosca negra son vestirse con ropa de colores claros, evitar pasear por zonas cercanas a los ríos, la instalación de mosquiteras en zonas de riesgo, mantener cubiertos los depósitos de agua y controlados los desagües, además del uso de repelentes certificados, en especial de aquellos que contienen citronela.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *