Publicado en Destacado, NACIONAL.

La Administración de Medicinas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) ha autorizado una tercera dosis de la vacuna Pfizer o Moderna para combatir el COVID-19 en algunas personas con sistemas inmunológicos debilitados.

La comisionada interina de la agencia, la Dra. Janet Woodcock, dijo en un comunicado el jueves por la noche: «La FDA es especialmente consciente de que las personas inmunodeprimidas corren un riesgo particular de sufrir una enfermedad grave».

«Otras personas que están completamente vacunadas, están adecuadamente protegidas», dijo Woodcock, «y no necesitan una dosis adicional de la vacuna COVID-19 en este momento».

Los científicos han estado debatiendo si ofrecer dosis adicionales de vacunas COVID-19 a ciertas personas inmunodeprimidas, como los receptores de trasplantes de órganos o los pacientes con cáncer. Un estudio reciente de la Universidad Johns Hopkins encontró que muchos pacientes trasplantados tenían poca o ninguna protección de anticuerpos después de recibir las dos dosis completas de una vacuna, pero una tercera inyección aumentó su protección.

Entre 3 y 9 millones de estadounidenses tienen el sistema inmunológico debilitado, ya sea debido a una enfermedad o debido a los medicamentos que toman.

 

También el jueves, la jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos, Amy Coney Barrett, rechazó una solicitud de un grupo de estudiantes de la Universidad de Indiana que buscaba bloquear un mandato escolar que requería que los estudiantes se vacunen contra el coronavirus. La escuela puede continuar avanzando con su mandato de vacunas.

En su decisión, la juez Barrett no informó que consultó con los otros jueces de la corte sobre el caso. Barrett maneja las peticiones de emergencia del área del país donde se encuentra la Universidad de Indiana.

California se convirtió el miércoles en el primer estado de Estados Unidos en exigir a los maestros y al personal de apoyo que se vacunen contra el COVID-19 o se sometan a pruebas semanales.

El gobernador Gavin Newsom dijo que la nueva orden se aplica tanto a las escuelas públicas como a las privadas en el estado más poblado de la nación, e incluye asistentes de maestros, conductores de autobuses, trabajadores de cafeterías y voluntarios.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *