Publicado en Destacado, NACIONAL.

“Se me salieron las lágrimas”, manifestó Mario “N” el campesino que encontró los cuerpos de dos niños estadounidenses en la playa de Rosarito que fueron presuntamente asesinados con una estaca en el corazón por su propio padre.

Detalló a la Fiscalía de Baja California que los menores Caleb y Roxy, de tres y un año de edad, fueron encontrados por su perro, que lo guio hasta el punto, entre los matorrales.

Al ver los cuerpos de los pequeños, reveló que “buscó más datos” que le permitieran entender también un palo que encontró con manchas de sangre.

Posteriormente, la fiscalía confirmó el doble asesinato de los niños que calificó de “macabro” y dio a conocer que el padre de los niños cruzó la frontera con ellos unos días antes de que fueran asesinados y tras secuestrarlos a su madre.

La Fiscalía dio a conocer que Mathey Taylor, de 40 años de edad, de origen estadounidense, maestro de español y dueño de una escuela de surf, en Santa Bárbara California, asesinó a sus propios hijos en territorio mexicano y huyó a estados Unidos, en donde fue detenido.

También informó que Mathey Taylor contaba con imágenes de sus hijos en sus redes sociales, lo cual permitió su identificación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *