Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Una madre adolescente fue condenada a nueve años de prisión al ser encontrada culpable de dejar morir de hambre a su bebé mientras ella se fue de fiesta durante seis días para celebrar su cumpleaños número 18.

Mientras la joven festejaba, su hija de apenas 20 meses, permaneció sola en su apartamento, un edificio de viviendas subvencionadas en Brighton, Reino Unido.

La bebé murió trágicamente de influenza y hambre después de haber estado desatendida durante cinco días, 21 horas y 58 minutos, dijeron los fiscales.

La jueza dijo que la bebé había pasado por “un sufrimiento casi inimaginable” antes de morir solo en el piso.

“Ella era una niña indefensa y confió completamente en usted como su madre para demostrar sus necesidades”, dijo la jueza.

Asimismo, sostuvo que la madre abusó de esa confianza y priorizó su deseo de celebrar su cumpleaños y el de otros amigos en lugar de velar por las necesidades de la bebé.

Fuente:Infobae/The Sun/Foto:Archivo/abv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *