Publicado en Deportes, Deportes destacado, Destacado.

En Tokio 2020 ya se convirtió en la segunda mexicana en clasificar a una final de aparatos en la historia, al ser una de las ocho mejores en el salto de caballo. Conquistar una presea la dejaría en un sitio nunca antes explorado.

La bajacaliforniana ha superado la adversidad. Hace cinco años, en Río de Janeiro 2016, afrontó las competencias con una severa lesión en un pie, lo que mermó su desempeño. Afrontó críticas y burlas con estoicismo; ahora está de vuelta con la opción de pelear por las preseas.

El entrenador español Alfredo Hueto ha conformado un exitoso dueto con Moreno, quien floreció en el Mundial de Doha 2018 al colgarse una inédita presea de bronce en el salto de caballo. Estar de vuelta en una final de esta competencia hace revivir esos momentos de gloria.

Alfredo Hueto y Alexa Moreno, en el momento de saber del bronce en el Mundial de Doha 2018

 

 

Sé que cuando fuimos al Campeonato del Mundo (Doha 2018) y comenzamos a preparar este proyecto para los Olímpicos, ella tenía esa espinita clavada de ‘no lo pude hacer bien’. No sé si eso sea ahora una revancha, pero sé que en algún momento se quedó con esa sensación de ‘no pude darlo todo en Río’”, cuenta Hueto vía telefónica desde Tokio.

Alexa llegó a Río con una lesión en la fascia del pie. Su décimo segundo sitio en las eliminatorias de salto de caballo fue el mejor de sus resultados. Volvió a México sin avanzar a una final, mientras que en redes sociales hubo quien la criticó por sus resultados e hizo mofa por su físico para hacer más difícil y crudo el camino de regreso.

No sé qué hubiera hecho si hubiera estado al 100 por ciento, si hubiera hecho un buen papel en Río. Bueno, han pasado cinco años y hemos madurado y ella tiene una visión diferente de la situación competitiva”, resalta Hueto.

Denisse López, exgimnasta también bajacaliforniana, fue la primera en acceder a una final olímpica por México en Sídney 2000. Terminó séptima en el salto de caballo, algo que Moreno ahora tendrá la oportunidad de mejorar.

Alexa se merece estar en esta final por su entrega. Espero que los aficionados valoren que estar en la final es algo muy importante, porque la diferencia entre un octavo puesto y una medalla es tan mínima que cualquier circunstancia te puede hacer cambiar las cosas”, resalta Hueto, mientras señala que la espera de casi una semana entre la sesión clasificatoria y la disputa por las medallas es de las cosas complicadas. “Se hace un poco pesado porque pasa casi una semana en que vas a entrenar y ya tienes ganas de que llegue el mañana, llegue el día para liberarte de todo”.

 

 

 

EL DATO

El entrenador Alfredo Hueto se vinculó con México previo a los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, cuando el Instituto del Deporte de Baja California lo contrató para dirigir a sus gimnastas, entre quienes destacaba Daniel Corral, a quien llevó a clasificar a los Olímpicos. El español se quedó trabajando en el estado, donde conoció a Alexa Moreno y desde hace varios años es el responsable de su crecimiento como deportista.

 

DE POCO IMPACTO LAS GRADAS VACÍAS

Para Alfredo Hueto, el competir sin público no significa un gran impacto para las gimnastas al estar en un ambiente similar al de sus entrenamientos.

Cuando estás abajo, en la pista, la concentración pues es como cuando entrenamos, sin público. Así es como es lo habitual. No nos ha afectado para nada. Se ve un poco raro, pero cuando los gimnastas levantan la mano para hacer sus ejercicios, pues te metes a la competición”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *