Publicado en Destacado, NACIONAL.

La historia de Romeo, un niño con síndrome de Down que fue discriminado al no ser invitado a su graduación del kínder, dio un giro inesperado, luego de que celebrara a lo grande a bordo de una limusina, acompañado por una caravana de amigos y familiares.

Una arrendadora de limusinas y equipos de audio para fiestas de Torreón, Coahuila, llamado “El Sonidero de Torreón”, organizó una graduación a lo grande para Romeo y sus padres.

La madre de Romeo, identificada en Facebook como Val Elizondo, compartió en su perfil cómo se vivió el festejo para su hijo, con limusina, payasos y sesión de fotos.

Todo comenzó en punto de las 5:00 de la tarde del martes, cuando la limusina llegó a recoger a Romeo y su familia en las inmediaciones del DIF Torreón y tras un tour por la ciudad, la limusina llegó a la réplica de la Torre Eiffel que hay en la ciudad vecina de Gómez Palacio, donde hubo una sesión de fotos para el graduado.

Una graduación a lo grande para Romeo

La limusina no fue la única sorpresa para el pequeño Romeo y su familia, pues en la graduación también hubo un pastel, un show de payasos, e incluso otros niños se acercaron para unirse a la celebración.

La madre de Romeo agradeció por todos los detalles que “Sonidero de Torreón” tuvo para su hijo, y también agradeció a familiares y amigos que se unieron a la caravana.

Muchas gracias por hacer este sueño realidad para mi hijo. ‘El Sonidero de Torreón’, les agradezco mucho, de todo corazón, y gracias a todas las personas que nos acompañaron en la caravana”.

 

La historia de Romeo se volvió viral la semana pasada, cuando su madre compartió en sus redes sociales que su hijo fue discriminado de la ceremonia de graduación del jardín de niños porque vive con síndrome de Down.

Los hechos ocurrieron en la escuela “Jardín de niños Lucía A. de Fernández Aguirre”, y de acuerdo con lo dicho por la maestra del menor y la directora del plantel, “olvidaron” enviar la invitación para la graduación presencial.

La madre del niño se dio cuenta de lo ocurrido porque de casualidad pasó por la escuela y vio a los niños con uniforme, acompañados de sus padres y familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *