Publicado en Destacado, ESTATAL, REGIÓN SUR.

Como parte de un milagro, el pequeño Jacob reaccionó este lunes luego de haber pasado 3 días intubado e inconsciente, tras haber ingerido pan envenenado en el sur de Veracruz.

Maritza Mijares Díaz, comisionada del ayuntamiento de Coatzacoalcos para apoyar a la madre del menor durante su hospitalización en Veracruz, explicó que hoy fue extubado y el menor y ya se encuentra a lado de su madre.

Aunque aún sigue en cuidados intensivos, el pequeño de 7 años está mejorando y los médicos tienen un buen pronóstico para él.

“Paso literal un milagro porque el día de ayer el niño seguía inconciente y su mamá le empezó a hablar, que lo quería mucho y que despertará y en ese momento el niño despertó (..)Yo creo que estuvieron haciendo los médicos desde Coatzacoalcos y ahora aquí ha sido muy oportuno, también las oraciones de la gente porque de verdad la señora no pierde la fé y está muy agradecida”.

Cabe recordar, que Jacob junto con su hermanita de 5 años, comieron pan envenenado que alguien aventó a su patio para matar a la mascota de la familia, lamentablemente la niña murió minutos después de haber ingerido el pan.

Fuente: Heidi Castellanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *