Publicado en Destacado, REGIÓN SUR.

De acuerdo a la subdirectora de Atención Hospitalaria de la Secretaría de Salud en el estado de Veracruz, Romana Gutiérrez, el pequeño Jacob de siete años de edad que llegó el pasado viernes al Hospital Infantil de este municipio porteño tras resultar envenenado en su lugar de origen Soteapan al ingerir un pan, sigue grave, pero respondiendo al tratamiento que se le está aplicando actualmente.

“Sigue grave, sin embargo, está reaccionando al tratamiento y el grupo de médicos pediatras que están a cargo, bueno pues están muy al tanto de su evolución y del tratamiento que requiera el pequeñito”.

Recalcó que se mantiene en sala de cuidados intensivos y se espera que en los siguientes días pueda presentar mejoría, aunque reconoce hay mucho que hacer y esperar que las atenciones que se brindan empiecen a dar resultados.

“Sigue el pequeño en cuidados intensivos y pues veremos en los siguientes días cuál va hacer la evolución, esperemos que vaya favorable, es lo que todos esperamos, la verdad es que ha sido un caso muy sensible, que ha despertado interés de mucha gente”.

Reconoció que es pronto decir que el panorama es favorable, pero con la atención que se está dando al afectado se tiene la esperanza y confianza de que su salud saldrá adelante conforme pasen los días.

Fuente: XEU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *