Publicado en Destacado, NACIONAL.

 

CIUDAD DE MÉXICO (proceso).- De acuerdo con un documento interno de la Dirección de Finanzas del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC), en 2027 los capitalinos terminarán pagando aproximadamente 9 mil millones de pesos más por el arrendamiento de 30 trenes de la Línea 12 Tláhuac-Mixcoac por 15 años, lo que implica un incremento de 21% en el costo proyectado cuando se firmó el contrato: en 2010, cuando Marcelo Ebrard Casaubon era jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

El 31 de mayo de 2010, el Metro, entonces dirigido por Francisco Bojórquez Hernández, otorgó por adjudicación directa –con prisa por contar con los trenes en 12 meses– el contrato de prestación de servicios de largo plazo (PPS) STC-CNCCS-009/2010, con la empresa Construcción y Auxiliar de Ferrocarriles, SA de CV (CAF México), y la recién creada Provetren, SA de CV, por mil 588.2 millones de dólares. Al tipo de cambio vigente en ese momento equivalía a 20 mil 510.9 millones de pesos

Desde el 17 de diciembre de 2009, el entonces secretario de Finanzas del Distrito Federal, Mario Delgado, actual dirigente nacional de Morena, autorizó comprometer recursos fiscales por 16 años para cumplir dicho contrato de manera multianual. Antes, el subdirector general de Administración y Finanzas del STC Metro, Juan Carlos Mercado Sánchez –hoy director general de Bienes Inmuebles y Recursos Materiales de la Secretaría de Relaciones Exteriores– elaboró un análisis costo-beneficio del proyecto de arrendamiento de los trenes y concluyó que se debía realizar una inversión en el esquema de PPS al presentar mayor “viabilidad en términos económicos, financieros, operacionales y riesgos”.

En el contrato de PPS se establecen dos objetos: por un lado la contratación de la fabricación y puesta a disposición del STC de 30 trenes nuevos de rodadura férrea con siete carros cada uno, y por el otro, el mantenimiento de los 30 trenes “en óptimo estado de calidad y operación”.

A fin de cumplir con las obligaciones contractuales, el 18 de julio de 2011 el STC, Provetren (empresa creada expresamente para participar en el PPS por CAF) y Deutsche Bank constituyeron el fideicomiso irrevocable de administración y fuente de pago F/1509.

En sus informes anuales CAF da a conocer que las “cuotas a pagar por STC se encuentran garantizadas subsidiariamente por un sistema de fideicomisos con fondos provenientes de los Remanentes de las Participaciones Federales”.

A la fecha, el valor del contrato de PPS ha sido y seguirá siendo afectado por el índice inflacionario de Estados Unidos y la variación del tipo de cambio por la contraprestación variable, uno de los tres conceptos de contraprestación que establece el PPS.

Se trata de una contraprestación fija que fue pagada en cuatro exhibiciones entre la firma del contrato y la entrega, y liberación de los trenes, antes de que comenzara a operar la Línea 12, por un total de 148.5 millones de dólares.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *