Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La familia del joven de 26 años asegura que su ataúd se movió cuando estaban en el velatorio, por esta razón piensan que podría resucitar

Jaime murió en un accidente de tránsito hace unos días, cuando su familia estaba en pleno funeral el ataúd comenzó a moverse, esto llevó a la familia a negarse a sepultarlo.

Según información de medios locales, la familia del joven de 26 años cree fervientemente en la resurrección por lo que, al ver que el ataúd se movía, decidieron no enterrarlo ante la posibilidad de que no estuviera muerto o ‘intentara regresar’.

Las evidencias son contundentes

Tras el lamentable accidente el cuerpo de Jaime fue evaluado por médicos y todos llegaron a la conclusión sobre su muerte, no hay dudas sobre esto.

Pese a los hechos, y ante los movimientos que tuvo el cuerpo, la familia acudió rápidamente a otro centro médico para que revisaran el caso.

Esto dice la familia de Jaime

En entrevista para medios locales el padre de Jaime comenta que el cuerpo de su hijo no será enterrado porque ‘para Dios no hay imposibles’.

Resulta que la familia de Jaime es cristiana y tras el accidente impidieron que se le hiciera una autopsia y en su lugar fue llevado a un velatorio donde estuvieron varias horas.

Hasta el momento no se ha dado una explicación a los movimientos que surgieron del ataúd, lejos de las explicaciones que se podría tener desde el punto de vista religioso o mágico.

Lo cierto es que el cuerpo de Jaime sigue sin ser sepultado por los familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *