Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

«No me había sentido así de mal ni así de juzgada desde hace muchísimo tiempo», dijo la también modelo y actriz

Alba Nevado, una actriz y modelo española, denunció en redes sociales que, tras conseguir un empleo con una empresa madrileña, fue despedida porque el uniforme que le entregaron “no le quedó“. Las imágenes de este hecho se viralizaron entre miles los usuarios.

A través de un video difundido en Instagram, Alba Nevado denunció que la empresa Best Way cometió un acto de discriminación contra su físico cuando decidieron terminar su contrato como azafata de la Feria Internacional de Turismo (FITUR) en Madrid por motivos relacionados a su talla y peso.

De acuerdo con la narración de los hechos, tras someterse a una serie de pruebas para el puesto, Nevado finalmente recibió su uniforme pero en una talla única, razón por la que no pudo usarlo.

Al comunicar su problema con la compañía, le mencionaron que podía asistir con un traje negro y verificar la talla de su uniforme en las instalaciones, sin embargo ya en las oficinas le cuestionaron si ella “era la del problema” y más tarde, al entregarle una falda una talla menor, le ofrecieron un pantalón de hombre que “como era más grande, quizá podía quedarle bien”.

Apartándola del resto de sus compañeros le ofrecieron una disculpa para después añadir que “no podían tenerla allí trabajando sin uniforme”, siendo que el único problema real era conseguir la talla adecuada en la falda.

“Me dicen que lo sienten mucho, pero que me mandan a mi casa porque no puedo trabajar sin uniforme. Como si el problema fuera mío. Yo no quiero que me traten como si fuera un problema y como si mi imagen fuera lo único que sirviera para trabajar, en un puesto que sé que soy lo suficientemente válida como para estar, pero como no encajo dentro del canon de belleza que a día de hoy conocemos, pues no tienen una talla para mí. Por lo tanto, no puedo trabajar”, explicó Nevado.

La clara muestra de discriminación indignó a más de tres millones de personas, quienes provocaron que la empresa más tarde contactara a la actriz para ofrecerle otra vacante, pero en la que “no tuviera que estar tan expuesta ni visible por cuestiones con el uniforme”.

Tal oferta fue negada por Alba, quien en su cuenta de Instagram compartió otro video poniendo al tanto de la situación a sus seguidores.

“He recibido sentidas disculpas por el momento tan desagradable… Me han ofrecido incorporarme con un uniforme distinto que pudiera valerme a un puesto de trabajo en el que no llamase tanto la atención el hecho de no estar igual de uniformada, esto debido al protocolo de uniformidad que en la mayoría de empresas hay y yo he sido partícipe. A esto yo he dicho NO, ahora mismo no estoy en condiciones físicas, psicológicas o mentales como para atender al público de una manera agradable y simpática”, escribió.

Según el testimonio de la actriz, “el hecho de que no hubiera uniforme de mi talla, se ha relacionado con la escasez de fabricación y presupuesto en cuanto al uniforme. Todo esto derivado por la crisis de la pandemia”.

Pese a que se le pidió que borrara el primer video de su denuncia, ella volvió a negarse ya que esa denuncia asegura sirve para que muchas otras personas no enfrenten casos similares.

“Si borro ese video estaría mintiendo o estaría escondiendo algo que es realidad y es como yo lo he vivido”, dijo.

Por su parte, Best Way emitió un comunicado mediante el diario español ABC aclarando que Nevado “no se probó el uniforme que le entregaron en las instalaciones como el resto de sus compañeros”, que aprobó los procesos de selección y que junto a ella se asignaron uniformes a 100 personas a las que les sugirieron verificar las tallas antes de ir a casa.

Dado que ellos aseguran que Alba no lo hizo porque “no tenía tiempo”, también aclararon que “el día del evento, y tras comprobar que no disponíamos de un uniforme adecuado y que no se podía dar una solución inmediata, se le solicitó (a Nevado) que fuera a casa mientras se buscaba una nueva solución”.

“Ningún miembro de nuestro personal fue rechazado en nuestra empresa ni por su talla ni por su peso. Contamos con personal de soporte para el sector de los eventos con todo tipo de tallas: inferiores, iguales y superiores a la de Alba”, escribieron.

La joven mencionó que ella no guarda ningún rencor respecto a lo sucedido, pero que se alegra y agradece el apoyo recibido por miles de personas respecto a lo sucedido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *