Publicado en Destacado, NACIONAL.

MONTERREY.- Con profundo dolor Armando Gallegos, padre de Rubicela Gallegos Castillo, la joven desaparecida cuya credenciales de identificación fueron encontradas en la casa del descuartizador de Atizapán, afirmó que aunque quisiera escuchar lo que le conviene lo más probable es que su hija ya esté muerta.

En entrevista, el vecino de la colonia CROC, en  Monterrey, relató el calvario que está viviendo su familia porque ninguna autoridad se ha acercado con ellos para orientarlos qué es lo que deben de hacer ante los hechos y porque su esposa María Luisa Castillo, prácticamente está enloqueciendo.

Las credenciales, efectivamente son las de mi hija y pues lamentablemente estaban en manos de una persona no agradable y eso me confirma que algo no está bien o más bien nada está bien”,  señaló el padre de familia.

Comentó que su hija está como desaparecida desde el sábado 20 de julio del 2019. La última comunicación que tuvo con su familia fue un mensaje con una de sus hermanas.

Un mensaje normal: ¿qué estás haciendo? y así como se hablan uno en familia, de gorda, boluda”, recordó Gallegos.

Compartió que su hija se mudó a la Ciudad de México porque en Monterrey estudió una licenciatura en Tecnología Ambiental, pero su ilusión era ser Ingeniera Petroquímica.

Cuando la joven de 32 años se fue a Ciudad de México iba acompañada de su hijo, quien hoy tiene tan solo siete años y quedó en la orfandad.

Estaba orgulloso de mi hija, le faltaba la última materia para recibirse y pues mi hija luchó siempre, sobresalía, era muy trabajadora, laboraba con el Grupo Salinas desde que se fue de aquí”, mencionó.

Añadió que también se dedicaba al reparto de comida en una moto que él mismo recogió del lugar de donde desapareció.

Actualmente, tanto él como su esposa tienen a su cargo al hijo de Rubicela para quien piden apoyo de las autoridades con una beca porque están inciertos ante el futuro que le espera.

Yo ya estoy grande y no tengo los recursos”, sostuvo.

También aseguró que hasta el momento ninguna autoridad ni federal ni estatal se ha comunicado con la familia para el proceso que sigue dentro del caso de su hija tras el hallazgo de sus identificaciones en la casa de Andrés “N”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *