Publicado en Destacado, NACIONAL.

Este día todos los candidatos suspendieron agendas, lo que llamaron 24 horas de Silencio

La tarde de este viernes se llevó a cabo el funeral de Abel Murrieta, candidato por Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cajeme asesinado mientras realizaba un acto proselitista en Ciudad Obregón.

“Él siempre anduvo sin guardaespaldas, aunque fue procurador de justicia, su trabajo siempre y su trayectoria muy limpia, sí su slogan era que iba en serio, iba a poner orden en la ciudad”, aseguró Cecilia Bojórquez, vocera de comunicación social Movimiento Ciudadano Cajeme.

Abel Murrieta Gutiérrez, exprocurador de Justicia de Sonora y Candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cajeme, se caracterizaba por no contar con guardaespaldas, solía decir en cada entrevista que “no tenía miedo a los criminales”.  

Y no lo tuvo cuando, en 2007, se enfrentó a grupos delictivos que sacó de Arizpe y Cananea.

Quienes lo conocieron dicen que su lema de campaña era desafiante: “No tengo miedo”. 

“En sus casi 8 años, 8 años que estuvo de procurador enfrentó y atacó al crimen con todo, nunca tuvo una amenaza como esta, esto no fue un atentado, esto fue una ejecución, porque tenían miedo que llegara un hombre preparado un hombre que sabían iba acabar no de mentiras en verdad con la delincuencia que se ha apoderado se ha encarnado en Cajeme”, dijo Ricardo Bours Castelo, Amigo, Candidato de Movimiento Ciudadano a la Gubernatura de Sonora

Abel Murrieta Gutiérrez, fue procurador de Justicia con el exgobernador Eduardo Bours durante cinco años. 2 años con Guillermo Padrés, gobernador panista, pese a ser cuestionado por su manejo de la tragedia de la Guardería ABC, donde fallecieron 49 menores en junio de 2009.  

Además, fue diputado local, federal y abogado de las familias LeBarón, Langford y Miller, en el proceso legal por la masacre de noviembre de 2019, que costó la vida a seis niños y tres mujeres en Bavispe. 

“Te trataba derecho, con honestidad, la primera vez que he venido a Obregón en una ocasión muy triste, pero este hombre era de calidad, no tengo palabras realmente, pero estamos con la familia”, señaló Kenneth Miller de la Mora, integrante familia LeBarón.

El cuerpo de Abel Murrieta fue velado por familiares, amigos y compañeros de trabajo en una funeraria en las calles 200 y Tamaulipas.

“Como ciudadano exijo una exhaustiva investigación de los autores físicos materiales e intelectuales de este cobarde asesinato”, enfatizó su amigo Miguel Ángel Castro Cossio.

“Yo a veces le decía, oye nos vemos a tal hora, me decía nos vemos mañana porque a las 6 tengo que estar en el rancho, llevando pastura, llevando agua a los animales, de mucho trabajo, era incansable Abel, lo respetamos mucho”, agregó su amigo  Rafael Delgadillo.

Este día todos los candidatos suspendieron agendas, lo que llamaron 24 horas de Silencio.  

Por la tarde se realizó una marcha con el féretro que partió de la funeraria hacia a la Iglesia de Guadalupe, donde se realizó una misa de cuerpo presente.

Este día comenzaron a circular fotografías de uno de los dos hombres que presuntamente dispararon contra el candidato.

 

Con información de Erika Palma

KAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *