Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Una niña de 15 años logró escapar de un pedófilo que la mantuvo secuestrada por un año. Consiguió pedir ayuda, pero no refugio: las autoridades la devolvieron a sus papás, quienes la habían vendido a su abusador.

Los hechos ocurrieron en Panamá, en la provincia de Chiriquí. Una menor de 14 años de edad fue presuntamente vendida por sus propios padres al capataz de la finca donde trabajaban.

La niña permaneció con el abusador de 43 años hasta que consiguió escapar, a la edad de 15 años. Tras su escape, logró ponerse en contacto con su tía, quien vive en la ciudad de Panamá.

Sin embargo, tras levantar la denuncia correspondiente, las autoridades panameñas la habrían devuelto a sus padres, a pesar de que ellos la habrían vendido en primer lugar. Los hechos han causado indignación en redes sociales.

“Nos preguntamos por qué tiene que estar a manos de la madre, cuando posiblemente la misma madre fue parte y cómplice de entregar a esta niña a este adulto de 43 años. Consideramos que la niña todavía sigue en estado de vulnerabilidad”, declaró la activista panameña Lucy Córdoba.

En febrero, cuando se realizó la denuncia inicial, el caso fue tipificado como “maltrato al menor”. Solo recientemente, ante el escándalo suscitado, las autoridades panameñas han empezado a investigar la denuncia como un caso de abuso sexual.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *