Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Las protestas en Colombia han tenido eco en todo el mundo, ¿por qué iniciaron?

El 28 de abril de 2021 comenzaron una serie protestas en Colombia en las que el tema central fue la nueva reforma tributaria del presidente Iván Duque anunciada el 15 de abril del mismo año.

Como respuesta a los manifestantes, el gobierno decretó un toque de queda y ordenó a las fuerzas militares salir a  las calles para dispersarlos.

Ante la respuesta por parte del gobierno, los colombianos convocaron a un paro laboral que incrementó las manifestaciones y sumó el número de personas involucradas en las huelgas. Aunque estas acciones tuvieron eco en ciudades como CaliBarranquilla, Bucaramanga, Bogotá Manizales, el presidente Iván Duque Márquez anunció que “no cedería al vandalismo en Colombia”, por lo que mantendría la presencia de los grupos militares.

“La figura de asistencia militar seguirá vigente en los centros urbanos donde existe un alto riesgo para los ciudadanos y donde se requiere emplear toda la capacidad del Estado para proteger a la población”, mencionó.

Cancelación de la reforma

Aunque en una escala personal el proyecto de reforma significaba una de las metas más ambiciosas del gobierno de Duque, este anunció que pedirá al Congreso no votar esta propuesta de Ley y crear, en su lugar, un nuevo proyecto consensuado por diversos actores políticos para seguir atendiendo las necesidades económicas del país.

La reforma no es un capricho. La reforma es una necesidad. Retirarla o no, no era la discusión. La verdadera discusión es poder garantizar la continuidad de programas sociales…

“La decisión de haber presentado la Reforma de Transformación Social Sostenible tiene un único propósito y es el de dar estabilidad fiscal al país, proteger los programas sociales de los más vulnerables y generar condiciones de crecimiento”, detalló.

¿Qué implicaba la reforma tributaria en Colombia?

La reforma pretendía, como fin principal, subir los impuestos para recaudar más ingresos en favor del estado, acumulando un estimado de 6,300 millones de dólares mediante el aumento del IVA en productos de primera necesidad, servicios públicos y funerarios.

Para 2022, quienes ganaran más de 2,4 millones de pesos mensuales (unos 13,429.70 pesos mexicanos) declararían impuesto de renta y esta medida se extendería, para 2023, hacia aquellos que reciben una cifra superior a 470 dólares, es decir, 9,520 pesos mexicanos.

En temas medioambientales, la propuesta buscaba combatir el cambio climático elevando las sobretasas a la gasolina y al diésel, modificando así el impuesto que se cobra por el uso de combustibles fósiles y creando un impuesto nacional sobre productos plásticos de un solo uso.

Se añadiría también un ‘impuesto solidario’ y se prometió, de nueva cuenta, una renta básica que miles de personas en las calles afirmaron nunca se volvía una realidad.

Protestas en las calles y enfrentamientos con fuerzas del Estado

Pero si bien la reforma tributaria fue el epicentro de las protestas, estas sumaron una serie de situaciones que los colombianos han soportado por un largo tiempo.

Así como la Ley de Solidaridad Sostenible fue la gota que derramó el vaso, el descontento con la forma en que se ha manejado la crisis sanitaria del COVID-19 y el aumento en los niveles de desempleo y pobreza hicieron que miles de personas salieran a las calles a exigir una mejor calidad de vida.

En temas de la pandemia, los manifestantes señalaron también la mala implementación del programa de vacunas, el cual falló dentro de los estándares que tenía planificados el gobierno.

Represión y brutalidad policiaca

En otros aspectos, la brutalidad policiaca contra los manifestantes, y denunciada en redes sociales, fue uno de los aspectos que llamó la atención de la prensa a lo largo del continente.

A casi una semana de haber iniciado las protestas, se prevé que 800 personas han sufrido daños graves mientras que 18 han perdido la vida. Algunos niños y adultos mayores también fueron agredidos con gas.

Una economía igualitaria, reforma a la policía y mejor implementación del proceso de paz; las peticiones en Colombia

Más allá de la retirada a la reforma tributaria y la renuncia del ministro Carrasquilla, los manifestantes se organizaron en Colombia para convocar a un Paro Nacional por una economía más igualitaria.

Esta, se busca, cambie del modelo desigual fomentado en el “clientelismo político” por un esquema más igualitario al igual que con una reforma a la policía que atienda los abusos de poder que se han cometido contra la población.

Sobre la implementación del proceso de paz, se buscan modelos que brinden al país un nuevo modelo de funcionamiento que se aleje de las tradiciones ganadas por la Guerra Fría y permita, a través de la protesta pacífica, hablar de temas como la educación, los derechos sociales y la legalización de las drogas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *