Publicado en Destacado, NACIONAL.

Las vacunas son ‘una herramienta’ más y que es necesario complementarlas con medidas de salud pública, dice la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que ningún país debe bajar la guardia contra COVID-19, a pesar de que la vacunación en sus poblaciones avance bien. Pidió que todos mantengan las medidas de prevención esenciales, como el uso de cubrebocas, la higiene de manos y que se eviten las reuniones masivas, ya que ninguna vacuna protege al cien por ciento.

El contagio de coronavirus ha registrado la mayor caída desde febrero en Europa, pero la OMS resaltó que se mantiene en niveles altos y que persiste la “amenaza”.

“Por primera vez en dos meses los nuevos casos cayeron de forma significativa la semana pasada. Sin embargo, las tasas de contagio por toda Europa permanecen muy altas”, afirmó en una rueda de prensa virtual el director de OMS-Europa, Hans Kluge.

Aunque el número de pacientes hospitalizados y de muertes continúa bajando, el virus todavía tiene el potencial de provocar “efectos devastadores”, explicó.

El máximo responsable de la OMS en la región europea recordó que casi la mitad de todos los casos registrados en el continente desde el inicio de la pandemia se detectaron en los cuatro primeros meses de este año.

La pandemia ha dejado hasta el momento 30.3 millones de casos y casi 679,000 muertes en el continente, según los últimos datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC).

El 5.5 % de la población europea ha pasado la enfermedad y el 7 % ha completado el proceso de vacunación, según la OMS.

Algo más de 215 millones de dosis han sido administradas y cerca del 16 % de la población ha recibido una, porcentaje que sube al 81 % en el caso de los trabajadores sanitarios (en 28 de los 53 países de la región).

Las vacunas, una herramienta más

“Allí donde la tasa de vacunación de grupos de riesgo elevado es alta se reducen los ingresos hospitalarios y las muertes. Las vacunas están salvando vidas, cambiarán el rumbo de esta pandemia y ayudarán a acabar con ella”, afirmó Kluge.

El director de OMS-Europa resaltó no obstante que las vacunas son “una herramienta” más y que es necesario complementarlas con medidas de salud pública, entre las que citó la vigilancia de las nuevas variantes, el rastreo y las campañas de información.

Los esfuerzos deben centrarse en acelerar el despliegue de vacunas, tanto lo que se refiere a hacer que lleguen a más países como a aumentar el portafolio de las disponibles.

Kluge defendió la eficacia de la vacuna de AstraZeneca, cuyo uso considera seguro la Agencia Europea del Medicamento (EMA) pese a los casos anómalos de trombosis detectados, que han llevado a algunos países a reservarla para ciertos grupos de edad o incluso a suspenderla, como en Dinamarca y Noruega (temporalmente).

“Los beneficios superan a los riesgos por mucho. No dudaría un momento en ponérmela”, afirmó.

Con información de Noticieros Televisa y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *