Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, NACIONAL.

Este tipo de espacios representan inversiones accesibles, permite la reutilización de materiales y constituye un recurso ideal para fomentar la reducción de tiempos de edificación

CIUDAD DE MÉXICO

En medio del cambio climático y las repercusiones que tiene en el medio ambiente y en la salud, vivir en una casa formada con lo que antes fueron contenedores marítimos para mercancías, se ha convertido en un negocio redituable y sustentable.

De acuerdo con Luis Domingo Madariaga Lomelín, especialista en inversiones inmobiliarias, este tipo de espacios representan inversiones accesiblespermite la reutilización de materiales y constituye un recurso ideal para fomentar la reducción de tiempos de edificación, además, el proceso de construcción no ocasiona mayor explotación al suelo y son resistentes ante fenómenos naturales.

“Las viviendas formadas a partir de contenedores marítimos han ido popularizándose poco a poco, sobre todo porque entre las personas se extiende una cultura ecológica que les dicta una naturaleza alineada con hacer el menor impacto ambiental posible”, expresó.

Refirió además que, al igual que otros sectores, industrias, la pandemia frenó el avance del sector inmobiliario, al desacelerar su mercado en 2020 para ubicarse en 49 mil 800 millones de dólares, 2 por ciento menos que un año atrás.

Madariaga Lomelín adelanta que especialistas en la materia han proyectado que para este 2021 haya una recuperación de dicho mercado, que le permita crecer a un ritmo de siete por ciento anual, hasta alcanzar en 2023 un valor de 59 mil 400 millones de dólares.

“En el mercado de las viviendas con contenedores marítimos o casas modulares yace un potencial de crecimiento importantísimo, cuya variable a favor son los cambios de mentalidad y necesidades de la gente tras la pandemia”.

El experto inmobiliario agrega que las casas modulares no son el único uso que pueden tener estos contenedores, ya que también se les puede adaptar como oficinas, escuelas, talleres, etc.

Incluso la empresa Econtainer lo demuestra al haber signado varios contratos con reconocidas empresas y proyectos como el Tren Maya o el Banco del Bienestar para proveerlos de este tipo de espacios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *