Publicado en Destacado, NACIONAL.

Dice que es feliz, disfruta de su familia y aunque la regañan por subirse a los árboles, ella lo sigue haciendo; elabora, además, dulce de calabaza y vende plantas

YUCATÁN

Se llama Demetria, pero es conocida en su comunidad como “doña Mechita”, una abuelita yucateca oriunda de Tizimín que asombró a todos por su habilidad para subirse a un árbol.

Si corazón, hasta arriba… si siento fuerza, pues me subo a bajar para que me dé para comprar tortillas. Me subo a la mata”, cuenta Demetria Euán, de 88 años de edad.

Doña Menchita” se encomienda a dios cada que lo hace: “¡Señor, ayúdame papito lindo! ¡Cuídame! Sólo el rey del mundo hay acá”.

Dice que no tiene “miedo. Me subo a la mata, bajo zapote, de todo. De ello grabó un video su nieto, quien lo compartido compartió en su cuenta de Facebook y se viralizó en cuestión de minutos.

En el video se observa a “doña Mechita” escalando el árbol de caimitos; una actividad que realiza cotidianamente para bajar los frutos y así venderlos en las calles.

Es mi vida esto, corazón, (desde) hace tiempo –‘doña Menchita’, además elabora otros productos para venderlos–, hago calabaza para que venda; lo hago junto con azúcar. Cuatro o cinco kilos (…) es cierto pero no es mentira, necesito vender el caimito. Me subo, lo bajo y lo pongo en una palangana”.

A pesar de su edad avanzada, “doña Demetria sigue fuerte y con mucha energía para realizar sus actividades diarias, como regar sus plantas, realizar las labores del hogar. Con nostalgia, recuerda sus años de juventud y a su esposo que falleció hace 10 años.

Vino un señor –relata–. ‘Mechita, vamos a mi casa’”, le dijo.

No, papacito. No hay necesidad. Yo no he dejado mi casa (donde viví) con mi compañero, con mis hijas… (estoy) contenta hasta ahorita”.

Su esposo murió hace una década. Tiene “10, 12 años que murió mi viejito y aquí estoy. Vienen y me dicen: véndeme un chile, véndeme una mata. Lo vendo».

Sus hijas, cuidan de “doña Mechita”. A sus 88 años tiene los achaques propios de la edad, aseguran que su secreto para mantenerse fuerte es la medicina tradicional maya.

Es muy trabajadora mi mamá –comenta Amalia Sánchez, hija de ‘doña Menchita’ sobre el video–. La regañamos. ‘Mami, no te subas, porque te vas a caer’, le decimos, pero ella es muy terca. Se sube a la mata del caimito».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *