Publicado en Destacado, NACIONAL.

Óscar Montes de Oca Rosales, titular de la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo, informó que luego de que peritos forenses cumplieran con el protocolo médico legal y la necropsia, concluyeron que Victoria Salazar presentó una fractura en la parte superior de la columna vertebral, producida por la ruptura de la primera y segunda vértebras, lo cual provocó “la pérdida de la vida de la víctima”.

La tarde del sábado pasado, la mujer originaria de El Salvador fue sometida con uso excesivo de la fuerza, lo cual le provocó la muerte.

“Las lesiones referidas, de acuerdo con los dictámenes en materia de criminalística, medicina forense y material videográfico que forman parte de la carpeta de investigación son compatibles y coinciden con las maniobras de sometimiento que se aplicaron a la víctima durante el proceso de su detención y antes de fallecer.

“La técnica policial de control corporal y aplicada y el nivel de fuerza utilizado se realizó de manera desproporcionada e inmoderada y con un alto riesgo para la vida, ya que no fue acorde con la resistencia de la víctima, lo que ocasionó una desaceleración o rotación del cuello, violándose con ello lo establecido en la Ley Nacional sobre el uso de la fuerza”, expresó en un mensaje difundido virtualmente.

Con esos elementos, el ministerio público ejerció la acción penal contra el cuarteto policial -una mujer y tres hombres- por su probable participación en el delito de feminicidio.

El funcionario comentó que, oficialmente, la víctima no ha sido identificada, por lo cual se trabaja en coordinación con autoridades locales y extranjeras para constatar su identidad.

Los policías municipales atendieron un reporte de desorden en la vía pública y agresiones y detuvieron a una mujer, a la cual sometieron hasta postrarla sobre el piso, esposada y boca abajo.

Una de los cuatro agentes participantes la inmovilizó colocando sus rodillas sobre la espalda, mientras la mujer gritaba y se quejaba, hasta que dejó de respirar, lo cual fue grabado y los videos, difundidos virtualmente, provocando la indignación generalizada y reacciones a nivel diplomático por parte de El Salvador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *