Publicado en ACAYUCAN, Destacado, Principal.

Félix Martínez // Acayucan.- Con su violín sobre su hombro y barbilla, es así como Miguel Flores de Jesús interpreta cada una de las melodías que van directo al corazón de las personas que caminan sobre las calles de Acayucan, Veracruz.

Con 15 años de experiencia al tocar este fino y elegante instrumento como es el violín, Miguel comenta que no ha sido fácil, pues ha pasado por altos y bajos, pero al final su mayor satisfacción es el agradecimiento y el cariño del público, pues le canta a la vida y al amor.

«Mi mayor inspiración es la vida, le canto a todas las personas, no sabemos como estén de sus sentimientos algunos pueden tener una sonrisa en su rostro pero pueden estar pasando por alguna situación difícil, no lo sabemos, por eso es mejor alegrarles el día, la tarde o la noche con este gran instrumento como es el violín; tengo 15 años de estar con el y a pesar que un año había optado en dejarlo todo por una situación difícil que pasé, me hizo tocar fondo y seguir adelante, me dio impulso para no rendirme y aquí estoy compartiendo amor con la gente hermosa de Acayucan», expresó,

Comentó que es la tercera ocasión que visita Acayucan y cada que lo hace se va con un grato sabor de boca, pues reconoce el trato amable y educado de las personas e indica que en muy pocos lugares se encuentra gente como los acayuqueños.

«Antes tocaba la guitarra, la primera ocasión que visité Acayucan fue con la guitarra, pero ahora que ya estoy bien familiarizado con el violín, no lo puedo decir, prefiero este bello instrumento, es más fino y elegante, aparte no ocupa tanto espacio para viajar, en mi caso que ando de un lugar a otro».

Al ser cuestionado sobre las experiencias que ha vivido sonríe y comenta que no ha pisado grandes escenarios, pero no pierda la dicha en un futuro tener una invitación.

«La mejor experiencia que he tenido fue en Zacapoaxtla, Puebla donde llegué al parque a tocar y muchísima gente se acercó y todos grababan con sus celulares, de ahí la segunda experiencia muy bonita que tengo presente fue en San Andrés donde incluso llegaron personas a ofrecerme asilo en sus casas para pasar la noche, no cabe duda que el violín abre puertas y toca los corazones de las personas».

Respecto a la pandemia y a la música actual como son las canciones «comerciales» dentro del género del reggaetón, declaró:

«Si es un poco difícil por la pandemia, lo que son los recursos ha bajado un poco, algunos lugares me dicen que no se puede entrar a tocar por la pandemia, pero hay que seguir adelante los obstáculos nos los ponemos nosotros; y mi mensaje es que no dejen de escuchar lo bueno, la música clásica, lo cultura, la música instrumental, y mi opinión respecto a las letras actuales de reggaetón pues es música comercial, hay veces que si soy un poco grosero pero esa música es mala, no ayuda al crecimiento humano».

Migue Flores de Jesus violinista (como aparece en redes sociales) es originario de Orizaba y agradeció a las personas de Acayucan la aceptación de escuchar su música que con cariño y amor interpreta para cada una de las personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *