Publicado en Destacado, NACIONAL.

El caso de Naget Abraham se ha viralizado en redes sociales, ya que su esposo Eduardo «N», intentó matarla y golpeó a la hija de ambos cuando se encontraban en un hotel en Tamaulipas.

De acuerdo con el testimonio de Naget, los hechos ocurrieron la madrugada del 3 de enero de este 2021 cuando le pidió iniciar los trámites para separarse legalmente, lo que presuntamente ocasionó la furia del hombre

Naget Abraham contó públicamente que ante la negativa de volver con su esposo Eduardo «N» lanzó su celular contra la bebé de ambos y el teléfono se estrelló inevitablemente contra la carita de la niña, lastimándole ojos, nariz y boca del lado derecho, por lo que, acto seguido, empezó a sangrar.

Naget corrió para buscar ayuda en el hotel y regresó con dos empleados del mismo, pero el agresor no les permitió entrar y tampoco dejó que el médico del lugar prestara ayuda a la bebé.

Y una vez que ella entró a la habitación de nuevo, ya no la dejó salir, Eduardo Alfonso aventó a su hijita que cayó en la cama y empezó a estrangular a Naget.

El sujeto empezó a golpearla en todo el cuerpo y la pateó, la pisó, tratando de sacarle el aire, la arrastró del cabello, introdujo sus dedos en su nariz para intentar rompérsela, le pego con un plato en la cabeza, además de morderla donde cayera y como ella seguía consciente, le metió pedazos de pizza para tratar de asfixiarla.

Naget ha relatado en video cómo Eduardo intentó clavarle un cuchillo en las costillas y en la espalda y tras perder el conocimiento, logró despertar y se dio cuenta que  estaba amarrada de manos y pies.

Naget afirma que escuchaba que su aún esposo en ese momento hablaba con alguien para deshacerse de su cuerpo, ya que creía que estaba muerta.

Así que en un descuido cuando él se metió al baño, ella se quitó los amarres, agarró a su hija y su celular y se escapó.

Al bajar al lobby del hotel, varias personas se acercaron, pero fue una mujer quien la auxilió y la llevaron al hospital donde Naget pidió que revisaran a su bebé, pero el médico le dijo que se notaba que ella tenía la nariz rota, las costillas y un brazo roto.

Tras todo esto, la familia del agresor trató de intimidarla acusándola de que, seguramente, ella había hecho algo para causar la furia del marido.

La familia de Naget acudió a casa de sus suegros por ella y tras pasar el shock inicial, interpuso la denuncia contra Eduardo Alfonso.

Hasta ahora, el agresor de Naget y su bebita continúa libre y ella sigue recibiendo amenazas de su exfamilia política por lo que las redes sociales en su apoyo piden a las autoridades #JusticiaParaNaget.

 

Fuente:UNOTV/Foto:Redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *