Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO.- Alicia Cortez Lara estaba desaparecida desde el pasado 23 de febrero del 2020 luego de ser vista por última vez en la alcaldía Miguel Hidalgo. Días después fue encontrada muerta en Ecatepec, Estado de México.

Su pareja, quien también era su jefe, confesó el feminicidio y dónde dejó el cadáver de la madre de dos niños menores de edad. El cuerpo de la mujer de 39 años fue encontrado dentro de una cisterna en la colonia Hogares Mexicanos, en el domicilio propiedad de Marco Antonio ‘N’.

Según testimonios de compañeros de trabajo, Alicia fue vista saliendo del trabajo con su pareja, sin embargo, él volvió pero ella no. Horas después ella aún no llegaba a su domicilio, lo que preocupó a familiares.

Sus hijos recibieron un mensaje que presuntamente decía: “Voy rumbo a la frontera, traigo 20 pesos nada más. Ya no voy a regresar”, por lo que lo reportaron a la Policía.

Extraoficialmente, informaron que desde un inicio el principal sospechoso era su pareja, ya que Alicia era víctima de violencia e incluso comentaron que el día que desapareció presuntamente renunciaría a ser la asistente de su asesino y terminar con su relación sentimental.

Alicia trabajaba haciendo limpieza en la empresa Maga Clean, colonia Cove, alcaldía Álvaro Obregón. El sujeto fue detenido el 2 de marzo por su presunta participación en la desaparición y muerte de su pareja.

Aunque actualmente se encuentra recluido en el Reclusorio Norte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *