Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Autoridades de salud se apresuraron en atender los casos en Guinea, a fin de evitar un escenario similar a la epidemia de África Occidental

Debido a nuevos rebrotes de ébola en África, la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió a seis países de ese continente que estén alerta ante el escenario de más infecciones del virus, luego de que Guinea y República del Congo reportaran nuevos casos.

Tras la epidemia de 2013 al 2016, Guinea anunció un nuevo brote de ébola el domingo 14 de febrero, en la primera entrada del virus de la fiebre hemorrágica en ese país, mientras que el Congo ha informado de cuatro casos adicionales este mes.

Autoridades de salud se apresuraron a atender los casos en Guinea, a fin de evitar un escenario similar a la epidemia de África Occidental, que causó la muerte de más de 11 mil 300 personas, donde Guinea, Sierra Leona y Liberia fueron los más afectados.

«Ya hemos alertado a los seis países cercanos, incluidos por supuesto Sierra Leona y Liberia, y se están moviendo muy rápido para prepararse y estar listos y buscar cualquier posible infección», indicó Margaret Harris, portavoz de la OMS.

Harris apuntó que ya está en marcha una secuenciación genética de muestras de ébola del Congo y Guinea para identificar los orígenes de los nuevos brotes y detectar posibles nuevas mutaciones.

«No sabemos si esto se debe a que el ébola persiste en la población humana o si simplemente se está moviendo nuevamente desde la población animal, pero la secuenciación genética que está en curso ayudará con esa información», dijo.

Desde que se declaró el brote el domingo, Guinea ha identificado 10 casos sospechosos de ébola, hasta ahora se han localizado a 115 personas que tuvieron contacto con las personas infectadas en la ciudad de Nzerekore y 10 en la capital Conakri, de acuerdo al Ministerio de Salud.

Además, el Congo ha confirmado que sus casos más recientes no están vinculados a ninguna variante nueva de ébola sino que corresponden a una reaparición de su último brote, el segundo mayor registrado en la historia de la enfermedad y que causó más de 2 mil 200 muertes en 2018-2020.

«En cuanto a la infección, aún no hemos podido identificar el origen», dijo el ministro de Salud provincial Eugene Nzanzu Salita, en referencia a cómo se enfermó la primera persona víctima del resurgimiento viral.

El desarrollo de vacunas y tratamientos han mejorado en gran medida desde que la devastadora epidemia de África Occidental afectó esa parte del país y se han mejorado en gran medida las tasas de supervivencia y esfuerzos de contención del virus.

Una transmisión más acelerada del virus podría hacer colapsar los débiles sistemas de salud de los países de África, que además están batallando a duras penas con la pandemia de covid-19. Costa de Marfil, Mali y Sierra Leona han lanzado planes para detener cualquier eventual propagación de ébola y reforzado sus controles en fronteras.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *