Publicado en Destacado, NACIONAL.

El viernes se decretó el color naranja del semáforo epidemiológico para la Ciudad de México, por lo que las iglesias y templos de fe de la capital mexicana reinician actividades, pero con ciertas medidas sanitarias por el COVID-19.

Por lo anterior, la iglesia católica inició este lunes con la distribución de bolsitas con ceniza para que el próximo Miércoles de Ceniza los feligreses realicen en su hogar y con la familia el ritual del inicio de la Cuaresma para evitar contagios.

Asimismo, emitió una serie de recomendaciones «que este tiempo nos reclama».

Todas las misas presenciales deberán seguir las indicaciones del Documento expedido por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

Los horarios de atención serán de las 07:00 a las 19:00 horas, sin excepciones.

“Tomando en cuenta que la bendición de la ceniza se puede realizar fuera de la Misa, se sugiere comenzar con la distribución de la ceniza desde el lunes 15 y mantenerla hasta el miércoles 17 de febrero”, informó la Arquidiócesis Primada de México en un comunicado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *