Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó al alza su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana. Estima que este año crezca 4.3 por ciento, 0.8 puntos porcentuales más de lo calculado tres meses atrás.

El organismo no sólo mejoró la previsión para este año; en 2020 apunta a que la contracción fue de 8.5 por ciento; por debajo del 9 por ciento publicado en octubre pasado y aún más lejos del 10.5 por ciento que proyectó en junio.

Al actualizar sus Perspectivas Económicas Mundiales (WEO, por sus sigla en inglés), también advirtió un mejor pronóstico para la economía mundial. Estima que crezca 5.5 por ciento este año, 0.3 puntos porcentuales más que en la revisión previa.

“La recuperación proyectada del crecimiento este año sigue a un colapso severo en 2020 (…) sigue siendo la peor contracción en tiempos de paz desde la Gran Depresión ”, advirtió Gita Gopinath, directora del Departamento de Estudios en el FMI.

Al presentar las proyecciones, informó que se estima una caída del producto interno bruto (PIB) mundial, en torno al 3.5 por ciento. Es “algo menos grave” de la baja de 4.4 por ciento proyectada previamente y se debe a que el crecimiento fue más fuerte de lo esperado en la segunda mitad de 2020.

“Un mayor éxito con las vacunas y terapias, además del apoyo político adicional, podrían mejorar los resultados, mientras que el lento lanzamiento de la vacuna, las mutaciones del virus y la retirada prematura del apoyo político pueden empeorarlos”, subrayó la economista.

Revés de dos décadas en pobreza

Entre los efectos que tendrá la pandemia, se prevé que 90 millones de personas entren en la pobreza extrema en 2020-21, revirtiendo las tendencias de las dos últimas décadas, advierte el organismo.

“Incluso dentro de los países, el peso de la crisis ha caído de manera desigual entre los grupos y ha aumentado la desigualdad”, dijo Gopinath. Se recargó en los trabajadores con menor grado educativo, en los jóvenes, en las mujeres y en quienes se ocupan en la informalidad.

Aún con el rebrote en el crecimiento, el FMI estima que más de 150 economías tengan este año ingresos per cápita por debajo de sus niveles de 2019 e incluso en 2022, todavía 110 no podrán recuperarlos.

Y es que de acuerdo con los estimados del organismo financiero, la pérdida de producción acumulada proyectada durante 2020-2025 en relación con los niveles previstos antes de la pandemia alcanza los 22 billones de dólares.

Gopinath concluyó que la única alternativa para la comunidad internacional es “actuar con rapidez para garantizar un acceso global rápido y amplio a las vacunas y terapias, para corregir la profunda inequidad en el acceso que existe actualmente”. Por ahora urgió a hacerlo con el apoyo a Covax, el Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19.

“Los argumentos económicos y de salud para esto son abrumadores”, dijo la economista. Recalcó que las nuevas cepas de virus muestran que “la pandemia no terminará hasta que termine en todas partes”.

Consideró que un progreso más rápido para poner fin a la crisis de salud aumentará los ingresos globales acumulativamente en 9 billones durante 2020-25, con beneficios para todos los países, incluidos alrededor de 4 billones para las economías avanzadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *