Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. Hasta el año pasado había 126 millones 14 mil 24 habitantes en México, según el Censo de Población y Vivienda 2020. Es, así, el undécimo país más poblado del mundo y entre sus residentes poco más de la mitad, 51.2 por ciento, son mujeres y 48.8 por ciento hombres, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En la década pasada la población creció al menor ritmo en un siglo, a una tasa de 1.2 por ciento; cayó la fecundidad, dado que el promedio de hijas e hijos nacidos vivos de mujeres de 12 años en adelante fue de 2.1 durante 2020, respecto al 2.3 de 2010, y la población es cada vez de mayor edad. Hay más de 15 millones de personas por arriba de 60 años y la mediana de edad es de 29 años, cuando una década atrás era de 26 y de 22 años en 2000.

“Se está estrechando la base de la pirámide (de población). Como producto del envejecimiento que ocurre en el país, ahora hay proporcionalmente menos personas jóvenes y más de edades mayores. En 2000, 61 por ciento de la población tenía menos de 30 años y ahora este grupo de la población es de 50 por ciento. En el otro extremo, los mayores de 60 eran 7 por ciento y ya para 2020 exceden 12 por ciento de la población”, expuso en conferencia de prensa Julio Santaella, presidente del Inegi.

Subrayó que este envejecimiento de la población no es el mismo en todo el territorio. Chiapas es el estado con la población más joven, con una mediana de 24 años; mientras, la Ciudad de México es la entidad con la mayor mediana de edad, de 35 años.

Hasta el momento, la población mayor de 12 años en adelante con participación económica es de 62 por ciento; por arriba de 52.6 por ciento de 2010; entre los hombres alcanza 75.8 por ciento y entre mujeres 49 por ciento, agregó al presentar los datos del Censo 2020.

Aumenta la escolaridad

Gabriel Badillo, miembro del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, explicó en entrevista que estos datos no modifican en gran medida las proyecciones que se tenían sobre el crecimiento de la población. Se prevé que en 2050 se sumen al país 25 millones de habitantes.

Destacó que se ha desacelerado la tasa de fecundidad debido a varios factores, uno es el mayor acceso de las mujeres a la educación. Sobre el llamado “bono demográfico” se prevé que a partir de 2030 comenzará a revertirse, aún con ello todavía se estiman condiciones favorables hasta 2050, cuando la mayor parte de la población estará en condiciones de trabajar. “El tema que tenemos es la problemática de las condiciones laborales”, recalcó.

El Inegi también identificó en el Censo un aumento en la escolaridad promedio durante los pasados diez años, pasó de 8.6 a 9.7 años en la población general e impactó en el cierre de la brecha de género. En 2010, los hombres estudiaban en promedio 8.8 años y las mujeres 8.5; en 2020, estos son datos fueron de 9.8 y 9.6 respectivamente. En general, 4.7 por ciento de la población es analfabeta, menos de 6.9 por ciento de una década atrás.

Inegi mostró que las entidades con mayor población son estado de México (16 millones 992 mil), Ciudad de México (9 millones 209 mil), Jalisco (8 millones 348 mil), Veracruz (8 millones 62 mil) y Puebla (6 millones 583 mil). Mientras Colima, Baja California Sur, Campeche, sumaron cada uno menos de un millón de habitantes.

El organismo también captó cómo se han comportado los flujos de migración del exterior hacia el país y entre sus estados. El año pasado se identificaron un millón 212 mil 252 personas que nacieron fuera del país, respecto de las 961 mil 121 en 2010. La mayoría de ellas proveniente de Estados Unidos (797 mil 266), Guatemala (56 mil 810) y Venezuela (52 mil 948).

A la par, el saldo migratorio neto, es decir, la relación entre las personas que emigran y migran de un estado a otro en México, exhibió que Quintana Roo es el estado que más personas recibe; mientras Guerrero, Tabasco y Veracruz son los que más población expulsan. Edgar Vielma, director general de estadísticas sociodemográficas en el organismo, explicó que son varios los factores; puede ser la violencia, la falta de trabajo y por ejemplo en la Ciudad de México –el cuarto estado con más emigrantes– los sismos.

Por otro lado, si bien el Inegi identificó 35 millones 219 mil viviendas en el país, también se reportó que hay 5 mil 700 personas en situación de calle. Alrededor de mil 200 en la Ciudad de México y también grupos amplios de esta población se encuentran en Tijuana y Guadalajara.

En las viviendas habitadas hay un menor grado de hacinamiento; mientras en 2000 vivían 4.4 personas en promedio por vivienda, en 2020 son 3.6 personas. También se han reducido las condiciones de precariedad en los hogares, pero hasta el año pasado, 3.5 por ciento de los hogares en México tenían pisos de tierra, y la misma proporción no tenía acceso a agua entubada, mientras 4.3 por ciento no contaban con drenaje.

Pese a la pandemia, México fue de los pocos países en completar el levantamiento del censo y el primero en reportar resultados, añadió Edgar Vielma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *