Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. Ocho de cada 10 retiros por desempleo de los fondos para el retiro fueron realizados por trabajadores con un ingreso menor a tres salarios mínimos, reveló información oficial, en una muestra de que la crisis provocada por la pandemia de Covid-19 afectó con mayor crudeza a los estratos más vulnerables.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), en 2020 dispusieron de parte de su ahorro pensionario un millón 700 mil desempleados, de los cuales, aproximadamente un millón 360 mil son personas que tenían bajos ingresos.

Retirar recursos de la Afore, si bien es derecho de los trabajadores, es contraproducente en el futuro, pues de no reponerlos mermará la pensión, lo que significa que aquellos que logren acceder a una pensión será de un monto aún más bajo del previsto.

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social, entre enero y julio de 2020 (periodo en el que el empleo se vio más afectado por la pandemia), se registraron en el país un millón 117 mil 584 despidos, de los cuales 873 mil 941 (78 por ciento) correspondió a empleos remunerados con no más de dos salarios mínimos.

Lo anterior se vio reflejado en los más de 20 mil millones de pesos que retiraron los trabajadores mexicanos de su ahorro pensionario durante el año pasado, la cifra más alta desde que la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) tiene registro, es decir, 2005.

Las cifras del organismo regulador y supervisor exhiben que del monto total que se retiró en 2020, poco más de 13 mil 700 millones lo dispusieron trabajadores afiliados a Afore XXI Banorte, Citibanamex, Azteca y Coppel. Las dos primeras, las más grandes del sistema, y las otras dos, enfocadas a atender a personas de bajos recursos.

En 2020, sólo Afore Azteca y Coppel registraron un total de 7 mil 170 millones de pesos en retiros por concepto de desempleo, 35 por ciento de 20 mil millones que se registraron en todas las administradoras durante el año pasado.

Según la Amafore, el ahorro pensionario promedio de los trabajadores formales mexicanos es de 70 mil pesos; sin embargo, el de los afiliados a Azteca es de poco más de 9 mil pesos, mientras el de los de Coppel es de 24 mil pesos. En contraste, la media de los registrados en Profuturo es de 150 mil pesos y en Inbursa, de 134 mil pesos.

Para Bernardo González, presidente de la Amafore, si bien el retiro parcial de Afore por concepto de desempleo debe ser la última opción de los trabajadores, la realidad es que esta herramienta probó su utilidad para muchas familias que se quedaron sin ingreso como consecuencia de la crisis provocada por la pandemia de Covid-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *