Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Estados Unidos pidió a los migrantes no desperdiciar su tiempo ni su dinero en tratar de llegar a aquel país

El Gobierno de Guatemala se ha reunido este sábado con organizaciones internacionales y diplomáticos para presentar y discutir un plan de contingencia ante la posible llegada de una nueva caravana migrante procedente de Honduras.

Según el Ministerio de Exteriores guatamalteco, se espera que esta caravana llegue el próximo viernes 15 de enero.

A la reunión asistieron diplomáticos y representantes del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), UNICEF y de la Organización Mundial para las Migraciones (OIM).

Entre las medidas propuestas destaca la solicitud de un test PCR o de antígenos negativos contra el coronavirus a los integrantes de la caravana así como la constatación de que todos los integrantes tienen documentación en vigor y de que no hay menores no acompañados, según la Agencia Guatamalteca de Noticias.

La Agencia Guatemalteca de Noticias (AGN) dio a conocer en una publicación que las entidades “aclararon dudas y se tomaron en cuenta sugerencias para la atención que se debe brindar a estas personas”, en referencia a los integrantes de las caravanas.

Según el plan estratégico de las entidades del Gobierno de Guatemala, los ciudadanos de Honduras, El Salvador y Nicaragua pueden ingresar a territorio guatematleco con un documento de identificación, como países que pactaron el Convenio Centroamericano de Libre Movilidad (CA-4).

Las personas de otros países deberán, en cambio, presentar su pasaporte vigente al cruzar la frontera, indicaron las autoridades.

Según el Instituto Guatemalteco de Migración, durante los diez primeros meses de 2020 más de 3 mil 300 personas que formaban parte de las caravanas retornaron de forma voluntaria a su país de origen.

Este viernes, sin embargo, el comisionado en funciones de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP, en inglés), Mark Morgan, exhortó a quienes estén considerando unirse a la nueva caravana desde Honduras a que “no desperdicien su tiempo y dinero, y no pongan en riesgo su seguridad y salud”.

“El peligroso viaje los pone a ustedes en riesgo de sufrir daño y a la vez pone en peligro las vidas y la salud de las personas en Estados Unidos y los países de la región debido a la potencial diseminación de la COVID-19”, alertó Morgan en su “claro y firme mensaje” a los migrantes mediante un comunicado.

Una nueva caravana de hondureños, que saldría el 15 de enero hacia Guatemala, está siendo promovida en redes sociales con la esperanza de llegar a Estados Unidos cuando ya haya asumido Joe Biden como el nuevo presidente estadounidense el 20 de enero.

La caravana comenzó a ser promovida el primer día del año, pese a que a finales de octubre de 2020 fueron frustrados dos intentos de otras dos que salieron desde San Pedro Sula, en el norte de Honduras. En esa ocasión, los pocos que lograron ingresar a Guatemala no pudieron pasar de ese país.

Los migrantes, como en otras caravanas, una modalidad que se ha venido dando desde octubre de 2018, aducen que pretenden abandonar su país por la falta de empleo y la violencia, flagelos que se han agudizado por la crisis causada por la pandemia del coronavirus y los efectos de los huracanes Eta e Iota, que azotaron Centroamérica en noviembre pasado.

Los indocumentados que cruzan México con rumbo a Estados Unidos están expuestos a robos, extorsiones, secuestros e incluso asesinatos por parte de bandas criminales, así como a abusos de autoridades corruptas, según fuentes oficiales.

Con información de Europa Press y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *