Publicado en Destacado, NACIONAL.

La historia de “Covito” o también conocido como el Hachiko mexicano, ha conmicionado las redes sociales.

Se trata de un perrito que esperó a su dueño por más de un mes en la puerta del Hospital General de Laredo en Tamaulipas, quien había ingresado con síntomas de COVID-19, sin embargo, no logró vencer la batalla y perdió la vida.

Este perrito esperó día y noche por más de 30 días a su amigo humano, tras ese largo tiempo buscando a quien en vida lo cuidó, el personal de salud del lugar lo bautizó como ‘Covito’.

La tierna historia es viral en redes sociales y es comparado con la historia de Hachiko, el perro chino que esperó a su dueño por siempre en una parada de tren.

 

Fuente:Milenio/Foto:Archivo/abv

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *