Publicado en Destacado, ESTATAL.

El gobierno de 4T Veracruz mantiene a todo lo que da, la práctica de la corrupción, el nepotismo y la impunidad.

Hemos observado, que en lo que van dos años de des-gobierno, los tres poderes del estado, partiendo del Ejecutivo con su primo incomodo, el Legislativo con sus decisiones e indecisiones, revertidas por la autoridad judicial federal correspondiente, lo mismo que en el Poder Judicial en donde la lucha por el poder se impone a gente sin el perfil, ni experiencia para llevar a buen puerto la impartición de justicia. Todo esto, hace pensar que los fulanos que integran este gobierno fallido, solo llegaron a realizar sus sueños húmedos de poder y de grandeza. Por lo que los veracruzanos no pintan en el objetivo estatal.
En la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) del gobierno de Veracruz, tanto el secretario “rete-austero” Guillermo Fernández Sánchez, sí, el de los zapatos rotos, como el subsecretario, hace como que trabaja, y un tal Arnulfo Vázquez Hernández, un funcionario gris y que se dice muy amigo de Cuitláhuac… aparte de llevar actividades electoreras, mantiene a familiares muy cercanos dentro de su estructura. Caso patético el apoyo que otorga a su hermano de nombre DANIEL VÁZQUEZ HERNÁNDEZ, quien mantiene por ahí una causa de litigio 2000/2019, y de incumplimiento, no obstante que existe el oficio 4573 para descuento.
Resulta que el referido Daniel “el travieso”, se encuentra en plena campaña realizando actividades para el partido MORENA, repartiendo el periódico del propio partido y ofreciendo el posicionamiento de candidatos que quieran participar como alcaldes de la zona centro del estado. Una de las virtudes que vende al mejor postor el tal Daniel Vázquez Hernández, dice que tiene todo el poder para impulsar a sus candidatos, por ser socio-fundador del negocio denominado “Morena”, el apoyo incondicional de su hermano Arnulfo Vázquez González, ser comparsa también de su amigo “fracasado” Esteban Ramírez Zepeta, personaje venido a menos, por aquello de seguirle la corriente a su patrón, en su afán de quedar bien con Porfirio Muñoz Ledo.
Desafortunadamente para el grupo en cuestión, la bolita quedó en Mario Delgado como dirigente Nacional de los Morenos y en el Estatal a cargo de Gonzalo Vicencio, quienes son los indicados para dictaminar la posición de los posibles candidatos y no como lo anda vendiendo el tal Daniel Vázquez Hernández.
¡Suspirantes de la zona centro del estado, no se dejen sorprender!

Tomado de:  Línea Caliente de Edgar Hernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *