Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. Después de sumar cuatro meses de avance, en noviembre la incorporación de la población en edad de trabajar a la fuerza laboral se interrumpió para ubicarse en 226 mil personas, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo nueva edición, de los 12 millones de personas que dejaron de trabajar, se han recuperado 9.9 millones en el undécimo mes.

Pese a ello, Julio Santaella, presidente del instituto, señaló en su cuenta de Twitter que el regreso de la población a la fuerza laboral se pausó en el tiempo referido, pues la tasa de participación fue menor al ubicarse en 56.8 por ciento, cuando se compara con 57.4 por ciento reportado en octubre y es aún más inferior respecto al noviembre del año pasado, cuando se encontró en 60.5 por ciento.

Destacó que el número de trabajadores empleados en el sector de la construcción se incrementó en 266 mil personas. No obstante, a pesar del crecimiento, en los restaurantes y servicios de alojamiento el número de personas empleadas en el sector terciario disminuyó en 307 mil personas ocupadas.

Estadísticamente, dijo el Inegi, la población ocupada se situó en 53 millones, cifra similar a la del mes anterior inmediato. En ese sentido, Santaella destacó que aún se encuentra 3 millones por debajo de la ocupación registrada en noviembre del año pasado.

Entre los cambios más notables respecto a los resultados de octubre, el Inegi señaló que el número de trabajadores que laboran de 35 a 48 horas semanales cayó 487 mil.

En contraste, el número de personas ocupadas que trabajan menos de 15 horas semanales aumentó en 346 mil.

El organismo resaltó que la tendencia en la informalidad continuó al alza, pues en el periodo de tiempo referido el número de personas ocupadas en condiciones de informalidad laboral fue de 29.8 millones, cifra que representa una tasa de 56.3 por ciento de la población ocupada.

El número de personas subocupadas, es decir, que tienen otra actividad para generar ingresos, fue de 8.4 millones, que equivalen a 15.9 por ciento de la población ocupada. Dicha cifra es mayor si se compara con los 5.1 millones de personas que había en marzo, cuando la pandemia del Covid-19 inició en el país.

La tasa de desocupación fue de 4.4 por ciento en noviembre, por lo que evolucionó favorablemente respecto al mes anterior inmediato cuando se registró 4.7 por ciento.

Santaella también hizo notar que en el undécimo mes el número de personas que percibe hasta dos salarios mínimos ha aumentado 0.1 por ciento, mientras que los que ganan más de dos salarios mínimos disminuyó 0.2 por ciento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *