Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que lo que más le “preocupa y ocupa” en este momento es la pandemia de Covid-19, ya que “sí ha afectado mucho”. A la vez, recordó que la custodia de las vacunas contra el coronavirus correrá a cargo de las fuerzas armadas. Las primeras inmunizaciones, subrayó, serán destinadas al personal médico no sólo de la Ciudad de México y Saltillo, sino también de las regiones aledañas.

Confió en que al concluir el primer cuatrimestre de 2021 haya sido vacunado todo el personal médico de hospitales Covid del país, así como los adultos mayores, y comiencen a recibirla pacientes con enfermedades crónicas.

El mandatario hizo un balance de 2020, en el que apuntó que su prioridad y “lo más difícil” en este momento es la emergencia sanitaria.

“Lo que más me preocupa y ocupa es la pandemia, en eso estamos, porque sí ha afectado mucho y esperemos que ya con la vacuna podamos controlarla, y eso es lo que deseo para el año próximo, que ya no se siga enfermando la gente, que no se sigan perdiendo vidas, que es lo que más me duele”, señaló ayer en conferencia de prensa.

Aunque reiteró su confianza en que tras el arribo del primer lote de vacunas su aplicación avance a lo largo de los próximos meses, volvió a hacer un exhorto a la población a seguir cuidándose.

Al precisar sobre la estrategia de seguridad de los sitios donde se concentrarán las vacunas, explicó que el acuerdo es “que sean resguardadas por las fuerzas armadas; va a haber una vigilancia, no excesiva, sino la necesaria”.

El arranque de la aplicación de las vacunas, detalló, estará coordinado por autoridades del sector salud, y aprovechó para agradecer nuevamente el trabajo del personal médico y de enfermería que ha arriesgado su vida en la atención de pacientes contagiados. Los definió como héroes y heroínas, al igual que a quienes están encargados de la conducción de toda la estrategia, a la vez que reprochó los cuestionamientos de opositores contra las autoridades del sector. “A veces me da coraje que se les maltrate; me molesta”, agregó.

En política, indicó, el consejo es tener la cabeza fría, pero “como no soy un robot, tengo sentimientos y pasión, mucha pasión, pero hay veces que por más que estoy formado en el altiplano y me mantengo sereno, tranquilo, hay veces que sí me sale la pasión, la ruda franqueza, porque se pasan”.

Defendió el “esfuerzo” de médicos como el secretario de Salud, Jorge Alcocer, y el subsecretario Hugo López-Gatell. Lo que hacen, insistió, “es excepcional”, pero “los maltratan muchísimo, de manera injustificada”, lo cual vinculó con politiquería de parte de opositores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *