Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. Las empresas de tecnología financiera deben apostar por incluir a más personas en el sistema financiero. En el país únicamente 15 por ciento de las personas tienen una cuenta bancaria en línea y siete de cada 10 personas que pueden tener acceso a nuevos servicios financieros no lo hacen por falta de confianza, revelan especialistas del sector fintech.

Según datos de Fintech México, la actual coyuntura ha impulsado el papel de las empresas de tecnología financiera para poder realizar transacciones. Tan sólo en 2019 el valor total anual de las transacciones de estas firmas llegó a los 68 mil millones de pesos y se espera que al cierre de este año la cifra siga al alza.

“Vemos una gran oportunidad en México para el desarrollo y crecimiento de la inclusión financiera. Se debe configurar en un círculo virtuoso donde se ven beneficiados los usuarios, los comercios y el Estado al reducirse la economía informal”, dijo Pierpaolo Barbieri, fundador y CEO de Ualá, en videoconferencia.

La actual coyuntura ha permitido que más personas accedan al ecosistema digital, y el comercio electrónico ha tenido un incremento de 500 por ciento desde el inicio de la pandemia, según cifras de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO).

La AMVO espera que 2021 sea una año positivo para la economía digital y continúe con altas tasas de crecimiento, una tendencia que ha ido en aumento, ya que desde 2019, por ejemplo, México fue el país de la región con mayor crecimiento en e-commerce, de 35 por ciento.

Otro de los segmentos en los que se observa un crecimiento en las operaciones digitales es en las cuentas de inversión, que a lo largo del año han crecido más de 100 por ciento, pero solamente uno de cada 10 mexicanos tiene un instrumento de este tipo.

Según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, sólo 68 por ciento de los mexicanos están integrados al sistema financiero, en consecuencia, 85 por ciento del gasto total de los consumidores en México sigue siendo en efectivo.

“El desafío para las compañías fintechs es tener la tracción y un equipo capaz de crear un producto que sea realmente masivo y de gran escala que permita sumar a todas las personas al sistema financiero”, añadió Pierpaolo Barbieri.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *