Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. Durante 2019, primer año del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, disminuyó el número de empresas y personas que fueron víctimas de algún delito en el país, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En su Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública (Envipe), el instituto reveló que el año pasado un total de 22.3 millones de mexicanos fueron afectados por la delincuencia, 2.4 millones menos respecto de 2018.

Además, detalló que en 2019 hubo 24 mil 849 víctimas por cada cien mil habitantes, 12 por ciento menos respecto de 2018, y es la tasa más baja en ocho años.

Según el informe, el delito de extorsión presentó una reducción en su frecuencia, al pasar de 17.3 por ciento del total de los delitos ocurridos durante 2018 a 15.3 por ciento en 2019.

En 2019, el costo total de la inseguridad y el delito en hogares representó un monto de 282.1 mil millones de pesos, es decir, 1.53 por ciento del producto interno bruto del país.

Lo anterior equivale a un promedio de 6 mil 931 pesos por persona afectada por la inseguridad y el delito.

La cifra negra, es decir el nivel de delitos no denunciados o denunciados que no derivaron en carpetas de investigación, fue de 92.4 por ciento a nivel nacional durante 2019.

La encuesta estima que los principales motivos que llevan a la población víctima de un delito a no denunciar son por circunstancias atribuibles a la autoridad, tales como considerar la denuncia como pérdida de tiempo, con 36.3 por ciento y la desconfianza en la justicia, con 15 por ciento.

Empresas

En tanto, la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas 2020, también del Inegi, reveló que el año pasado 30.5 por ciento de las unidades económicas fueron víctimas de un delito, cifra menor al 33.7 por ciento que se registró en 2018.

Según el informe, durante 2019 ocurrieron 3.9 millones de delitos, asociados a 1.5 millones de unidades económicas.

Extorsión y el robo de mercancía, dinero, insumos o bienes fueron los delitos con mayor incidencia.

Por segmento, las empresas del sector comercio son las más afectadas, pues 32.2 por ciento fueron víctimas de al menos un delito; seguidas las de industria, 25.4 y las de servicios, 27.8 por ciento.

Durante 2019, 51.5 por ciento de las unidades económicas grandes fue víctima de algún delito; 56.4 por ciento de las medianas; 48.3 de las pequeñas y 29.6 por ciento de las micro.

El costo promedio del delito por unidad económica en 2019 fue de 85 mil 329 pesos, mientras que en 2017 fue de 66 mil 31 pesos.

En las unidades económicas grandes el costo promedio pasó de 1.9 a 1.5 millones de pesos entre 2017 y 2019; de igual forma, en las unidades económicas medianas pasó de 725 mil a 545 mil pesos; mientras en unidades económicas pequeñas pasó de 241 mil a 279 mil pesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *