Publicado en Destacado, NACIONAL.

YUCATÁN

La exploración de cenotes en Yucatán no ha sido tan esplendorosa como se pensaría. En las profundidades el buzo y espeleólogo profesional, Sergio Grosjean Abimerhi, ha encontrado desde envases de plástico hasta medidores de luz.

Durante la exploración al cenote “Chen Há”, en Yucatán, Grosjean Abimerhi se topó con basura y contaminantes. En suma fueron más de 700 kg de residuos sólidos, señaló Fundación Bepensa en su cuenta de Facebook.

«Para nuestra sorpresa debido al gran volumen y características de los residuos sólidos, se desenterraron medidores de luz, los mismos que se utilizan en los hogares y empresas», se informó en un comunicado.

Sergio Grosjean Abimerhi  mencionó los 117 medidores se ubicaron gracias a la combinación de la experiencia de los espeleobuzos y de un detector de metales.

El buzo y espeleólogo profesional hizo un llamado a hacer conciencia de los contaminantes.

«Solo para que estén conscientes que no todo es color de rosa como nos lo pintan, ya que como verán, hemos extraído de las profundidades de los cenotes neveras, inodoros, colchones, llantas, envases de pesticidas, plásticos, botellas, latas, objetos de brujería, pañales, televisiones, radios, ventiladores  e infinidad de artículos como lo serían los 117 medidores de luz que recolectamos antier en un cenote de Kopomá».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *