Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

A dos meses de dejar la Casa Blanca, el gobierno de Estados Unidos insiste en autorizar la deportación de menores que llegan solos al país.

El Departamento de Justicia apeló la orden de un juzgado que prohíbe las expulsiones de niños.

El juez Emmet Sullivan emitió una orden judicial preliminar el 18 de noviembre solicitada por defensores de inmigrantes que prohibía la expulsión de niños no acompañados.

Sin embargo, la dependencia presentó el miércoles por la noche una apelación ante la Corte de Apelaciones para el Circuito del Distrito de Columbia.

En la demanda, solicitó al juez del caso que decrete la suspensión de su orden pendiente de recurso, una solicitud que le fue denegada antes. La Casa Blanca argumentó que es una política para prevenir contagios de coronavirus.

Fuente: Excelsior

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *