Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. El alza en los precios de productos básicos en la población tienen una incidencia sobre los bajos niveles de consumo que hay en el país desde que inició la crisis ocasionada por la pandemia de Covid-19, afirmó el banco Ve por Más (Bx+).

Alejandro Saldaña, economista en jefe de Bx+, comentó que si al alza en los precios de productos alimenticios, por ejemplo, se suman la pérdida en los ingresos de las personas, dicho indicador, que aporta dos terceras partes de la demanda agregada, no tiene una tendencia clave para cuando se recuperará.

«Un elemento que ha jugado en contra del gasto es la inflación y la reducción en el poder adquisitivo. Particularmente alimentos, donde la mayor parte de la población, principalmente la de menores recursos, destina gran parte de su gasto y han tenido incrementos desde abril y mayo. La inflación para las mercancías alimenticias ha superado 5 por ciento y eso incide en el gasto”, dijo el economista en videoconferencia.

Señaló que las instituciones bancarias han sido esenciales a lo largo de la crisis, ya que fungieron como un amortiguador de la caída de la actividad; no obstante, actualmente no tienen demanda por crédito.

“Las instituciones financieras hoy tienen buenos niveles de capitalización, tienen recursos pero no hay demanda. Las personas están restringiendo el gasto. El consumo que típicamente se iba a sector servicios no se está dando, inclusive la gente busca el tema de los ahorros, al menos aquellos que tienen un empleo”, expresó.

De esta forma, comentó el especialista, lo mejor que podría pasar para que el consumo se recupere y por ende se dé una mayor actividad en el país, es que la economía se recupere más pronto de lo esperada, se dé una recuperación en el empleo y los consumidores recuperen la confianza para hacer mayores gastos.

“Vemos que la economía se recupera y se abre de forma segura, y veremos una recuperación en el gasto, pero si esto viene con un control de la inflación, incrementará la capacidad de compra y que la gente también solicite un crédito y gaste en cosas que no son sumamente necesarias”, mencionó.

Pese a recuperación, mayor confinamiento resultará en quiebre total de empresas

A su vez, precisó Saldaña pese a haber indicadores que marcan una tendencia hacia una recuperación económica en el país tras los meses más severos del confinamiento y el cierre de actividades, la incertidumbre prevalece por el alza en contagios, por lo que un aislamiento social nuevamente podría detonar en un cierre de las empresas que no han bajado cortinas pero tienen menores ingresos.

“Si vuelven a cerrar las empresas, más firmas no podrán reabrir después de las medidas, se perderán negocios y más empleos. Esto afectaría a la recuperación de la economía, la productividad y el potencial. Mientras más se dañen las empresas, sus decisiones de inversión se ajustarán a la baja. Es un entorno demasiado difícil”, agregó.

Saldaña añadió que aunque se ha visto “una recuperación más rápida de la economía en el tercer trimestre, hay repuntes en el virus y eso ensució el panorama por lo que resta del año y el principio de 2021. Enfrentamos elementos mixtos, una caída de 9 por ciento. La restricción a los servicios sería mayor”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *