Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Nala, una cachorra de Labrador negro de seis meses, se quedó atrapada por la cabeza en el volante del coche de su dueño antes de que este volviera al vehículo para liberarla.

ESTADOS UNIDOS

Ryan Wangler, un granjero de Kensal, Dakota del Norte, se dio cuenta de que su perra no estaba con él y regresó a su coche, un todoterreno Polaris Ranger, para encontrarse a Nala luchando por sacar su cabeza del volante.

En las imágenes compartidas en redes sociales, se puede ver al desafortunado perro con la cabeza atrapada y la mirada triste sin comprender muy bien qué hacer.

«Tonta», se escucha bromar a Ryan en un momento dado. «Se te quedó atascada la cabeza, ¿eh, colega?».

Su liberación no fue todo lo sencilla que hubiera querido Ryan, quien admitió a Daily Mail que al principio le pareció divertido hasta que vio que realmente estaba atrapada y era complicado sacarla de allí».

Por fortuna, después de 15 minutos de intentarlo, el hombre consiguió liberar al su mascota y esta salió ilesa de la situación.

FUENTE: EXCELSIOR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *