Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. La subocupación, cuyo incremento destacó entre los cambios que resintió el mercado laboral mexicano por efecto de la pandemia de Covid-19, se redujo a la mitad en octubre respecto al punto máximo registrado en mayo, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Tomó cinco meses para que la subocupación pasara de 29.9 por ciento de la fuerza de trabajo en mayo –el mayor nivel del que hay registro y el cual implicó que prácticamente uno de cada tres trabajadores en el país tuvieran disponibilidad o necesidad de trabajar más– a 15 por ciento en octubre, reportó el organismo.

Al presentar los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo nueva edición (ENOEn) de octubre, el Inegi destacó que los cambios más importantes respecto a septiembre fueron el crecimiento de la población económica activa (PEA), el aumento en los ocupados por más de 35 horas semanales y los que laboran en micronegocios, una recuperación del comercio y de la la ocupación informal.

Detalló que en octubre a la PEA se sumaron un millón 700 mil personas respecto a septiembre. Hay 55 millones 600 mil personas en el mercado laboral ya sea empleados o en busca de trabajo, lo que implica que de los 12 millones 500 personas que salieron en abril por efecto de la pandemia, aún faltan por reincorporarse 2 millones 300 mil.

La población ocupada resultó en 53 millones de personas, con un incremento de un millón 900 mil personas respecto a septiembre. El 63.1 por ciento se ocupa en el sector de servicios; 24.6 por ciento en las industrias y 11.6 por ciento en la agricultura y ganadería.

Uno de los avances en la ocupación –y al que contribuyeron la caída de 75 mil trabajadores en la subocupación y el aumento de la informalidad de septiembre a octubre– fue un mayor número de los trabajadores con jornada de 35 a 48 horas semanales y de más de 48 horas semanales. Este grupo aumentó en 2 millones 100 en un mes.

A su vez, la ocupación informal en octubre de 2020 ascendió a 29 millones 700 mil trabajadores, un millón 600 mil más que en septiembre. Esto exhibe que 56 por ciento de la fuerza de trabajo en el país trabaja sin reconocimiento formal, 1.1 puntos porcentuales más que en el mes previo.

La población desocupada se redujo de 5.1 de la PEA registrado en septiembre a 4.7 por ciento en octubre. En suma hay 2 millones 600 mil personas que pese a buscar un empleo no encuentran.

Adicional a ellos está la población no económicamente activa (PNEA) pero disponible para trabajar, la cual suma a 8 millones 900 personas. De esa población que no se ha animado a buscar un empleo, pero que lo requiere, 5 millones 300 mil son mujeres y 3 millones 600 mil hombres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *