Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. Los bancos BBVA, Banorte, Inbursa y HSBC se convirtieron en los principales acreedores en el país de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) durante el periodo de la aparición y desarrollo de la pandemia de Covid-19, al canalizarles financiamiento entre enero y septiembre de 2020 por 132 mil 400 millones de pesos, revelan informes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El multinacional de origen español Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) es el principal acreedor de Pemex, al otorgar casi 90 por ciento del monto de los créditos bancarios que fueron utilizados para refinanciar deuda en mejores condiciones de plazo y tasa de interés y para ampliar la infraestructura energética.

De acuerdo con el Informe de finanzas públicas y deuda pública al tercer trimestre del año de la SHCP, las dos empresas productivas del Estado recurrieron al mercado bancario para completar sus programas de inversión.

Detalló que Pemex recurrió al mercado bancario con el fin de obtener 126 mil 400 millones de pesos para completar el financiamiento de sus proyectos de inversión, así como operaciones de prepago o de refinanciamiento del endeudamiento.

De ese monto captado entre enero y septiembre de 2020, 115 mil millones, es decir, 89.8 por ciento del total fue obtenido de BBVA (antes Bancomer), mientras el Banco Mercantil del Norte (Banorte) otorgó un crédito por 4 mil 500 millones; Inbursa, 4 mil millones; Hong Kong Shanghái Bank (HSBC), 2 mil millones y por parte del Mizuho Bank, 900 millones de pesos.

En el caso de la CFE, también BBVA se posicionó como su principal acreedor al proporcionar 50 por ciento del total del financiamiento otorgado por la banca a la compañía eléctrica nacional.

Hasta el tercer trimestre de este año, la CFE pidió al mercado bancario 6 mil millones de pesos, de los cuales 3 mil millones fueron proporcionados por BBVA, en tanto que HSBC y Santander prestaron mil 500 millones cada uno.

Es importante señalar que estos créditos se clasifican en la deuda interna del sector público federal.

Además de la contratada en el mercado nacional, la deuda externa bancaria suscrita por la CFE ascendió a 407.9 millones de dólares, de los cuales Banco Santander aportó 400 millones y BBVA, los restantes 7.9 millones.

En el caso de Pemex, contrató deuda externa en el mercado bancario internacional por 10 mil 347 millones de dólares, de las cuales las operaciones más importantes fueron con Mizuho Bank, el cual otorgó 5 mil 850 millones de dólares; HSBC USA, 3 mil 230 millones; Kot Insurance Company, 850 millones; The Bank of Nova Scotia, 200 y Deutsche Bank, 150 millones de dólares, entre otros.

Estos recursos junto con los obtenidos en los mercados de capitales se destinaron al financiamiento del programa de inversión de Pemex o para liquidar, recomprar o refinanciar deuda a su cargo.

Petróleos Mexicanos, adicionalmente, recurrió al mercado de capitales contratando deuda para liquidar y recomprar pasivos por 7 mil 600 millones de dólares a través de JP Morgan Securities.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *