Publicado en Destacado, NACIONAL.

Ciudad de México. Luego de que durante los últimos meses se observara una disminución en los retiros de las administradoras de fondos para el retiro (Afore) por concepto de desempleo, en octubre se registró un repunte, al grado de alcanzar una cifra nunca antes vista, lo que se explica por un efecto de rezago, es decir, se trata de disposiciones de trabajadores que perdieron su empleo entre julio, agosto y septiembre.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), durante octubre los mexicanos retiraron de sus cuentas individuales de las Afore un total de 2 mil 94 millones de pesos, la cantidad más elevada para un mes desde que hay registro, es decir, 2005.

Dicha cifra es 68 por ciento superior a los mil 240 millones de pesos que se retiraron en el mismo mes de 2019 y 11 por ciento más en comparación con los mil 880 millones de septiembre pasado.

En lo que va del año, los trabajadores formales que se han quedado sin empleo han dispuesto de su ahorro pensionario un total de 16 mil 471 millones de pesos, cifra que es 68 por ciento superior a los 12 mil 30 millones de pesos de todo el año anterior, cantidad que era la más elevada desde que hay reportes.

Según la Consar, en su comparación mensual, luego de alcanzar un tope de mil 993 millones de pesos en julio, el monto de retiros por desempleo bajó a mil 932 millones en agosto y a mil 880 millones en septiembre.

Sin embargo, el monto superior a 2 mil millones de octubre, explicó Moisés Pérez Peñaloza, experto en pensiones, es debido a un efecto de rezago, pues por ley todo trabajador debe comprobar tener al menos 46 días sin empleo, por lo que los retiros del mes pasado son producto de aquellos que se se vieron afectados a partir de julio.

No es que en los meses previos haya habido una mejora de la economía y ahora se haya deteriorado, simplemente es un efecto de rezago, explicó el analista.

La pandemia de Covid-19 provocó que alrededor de un millón de mexicanos se quedaran sin trabajo formal, y aunque en meses recientes se han recuperado plazas laborales, según el último dato del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) el empleo formal registrado cayó 4 por ciento en el último año.

Durante octubre la Afore Coppel encabezó los retiros por desempleo con un monto de 422 millones de pesos. Esta administradora se caracteriza por atender, principalmente, a trabajadores de bajos recursos, los cuales han sido los más afectados durante la crisis que ha provocado la pandemia.

Por debajo se encuentran Afore XXI Banorte, con 415 millones de pesos; Azteca, con 316 millones y Citibanamex, con 302 millones de pesos.

La Consar advierte que retirar recursos de las Afore debe ser la última opción de alguien que se queda sin empleo, pues no sólo se afecta el monto que servirá para calcular la cantidad de pensión que se alcance al jubilarse, sino también las semanas de cotización, y si no alcanza las mil 250 necesarias, tendrá una negativa de pensión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *